El azul que había recuperado el mar de Acapulco se perdió con la descarga de agua sucia

El funcionario explicó que no eran aguas residuales, sino que se trataba de un taponamiento de arena y otros sedimentos que se liberó con la fuerte lluvia de ese día, la cual estaba sucia y llevaba mucha basura.

Foto: Captura de twitter

Agencias/La Voz de Michoacán
México. En abril las playas de Acapulco lucían completamente limpias ante la ausencia de turistas por la pandemia de COVID-19, sin embargo, parece que eso se terminó, ya que varios usuarios de redes sociales denunciaron que se habían vertido algo sobre las cristalinas aguas del mar que se habían recuperado.

Por medio de videos que fueron difundidos el 25 de junio se ve cómo se realizaron varias descargas de líquidos negros en la bahía de Acapulco, más en específico, en las playas de la zona Dorada, en Icacos, lo que ocasionó que se formara una enorme mancha negra en el mar.

Esta acción causó una gran indignación y las grabaciones se hicieron virales. El usuario @Matador08640286 escribió, “¿Cómo es posible que hagan esto? Hace varias horas descargaron una cantidad impresionante de aguas negras sobre la bahía de Acapulco. Hago una denuncia por este medio al Gobierno Municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, ¿cómo pueden permitir esto?”.

PUBLICIDAD

Luego de las denuncias en redes sociales, Arturo Palma Carro, director de la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero, (CAPASEG) dijo al diario local El Sur que lo que se vertió al mar fue una combinación de agua sucia y lluvia por falta de mantenimiento del canal pluvial y el colector del drenaje.

PUBLICIDAD

El funcionario explicó que no eran aguas residuales, sino que se trataba de un taponamiento de arena y otros sedimentos que se liberó con la fuerte lluvia de ese día, la cual estaba sucia y llevaba mucha basura.

El secretario General del Ayuntamiento de Acapulco, Ernesto Manzano Rodríguez, compartió un video en Facebook en el que sostiene que no fueron aguas residuales, sino un tapón de basura, lodo y arena que se removió por las fuertes lluvias.

Por su parte, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMAREN) del estado, publicó un comunicado en el que explican que pedirán una investigación oficial por lo ocurrido en la playa Icacos a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), para deslindar responsabilidades.

La misiva también señala que verter aguas negras en una zona federal marítima es considerado un delito Federal. Igualmente mencionan que la CAPASEG ya se encontraba laborando en la zona para realizar labores de desazolve.