Tortuga laúd, la mayor de todas las tortugas marinas, llega a Lázaro Cárdenas a desovar

Por ser la más grande de las tortugas marinas, este espécimen es de los más amenazados, por lo que voluntarios acompañaron al ejemplar en su retorno al mar.

Foto: Cortesía.

Redacción / La Voz de Michoacán

Lázaro Cárdenas, Michoacán. Con la finalidad de apoyar en las medidas de conservación de las distintas especies de tortuga marina que anidan en las costas michoacanas, la Procuraduría de Protección al Ambiente (ProAm), participó en operativos de vigilancia para el resguardo de huevos de tortugas que cada año visitan la franja costera.

Durante dichos operativos, personal de la dependencia y voluntarios del campamento tortuguero "El Habillal" vigilaron a 21 tortugas golfinas y una laúd durante el proceso de desove y su retorno al mar, con el propósito de evitar su caza y el robo de huevos.

PUBLICIDAD

En un recorrido de vigilancia de más de 10 kilómetros en la franja costera se visitaron los campamentos La Tortuga, Taracosta, el Habillal, Solera de Agua y Centenario.

Foto: Cortesía.

Durante dichos recorridos de vigilancia llamó la atención el desove de una tortuga laúd de poco más de metro y medio de largo, a la altura del campamento "Solera de Agua", la cual es considerada como la especie más grande entre las tortugas y que a diferencia de la golfina y negra, es menos frecuente su visita, ya que, debido a sus características, es también la más amenazada.

PUBLICIDAD

"Tan sólo durante dos noches logramos resguardar alrededor de mil 300 huevos de tortuga golfina en el campamento "El Habillal", ahora con el avistamiento de la tortuga Laúd, nos sentimos afortunados de que continúen arribando estas especies a nuestras costas, pero también es un llamado a no bajar la guardia y seguir apoyando la labor de los voluntarios" señaló el procurador ambiental, Juan Carlos Vega Solórzano.

Durante dos días se liberó un total de 320 crías de tortuga golfina, que fueron resguardadas y debidamente cuidadas durante el proceso previo a la eclosión.

Foto: Cortesía. La especia laúd es la más grande de las tortugas marinas.

El encargado del campamento El Habillal, Alonso Ramírez, resaltó la importancia de fomentar una cultura de respeto al medio ambiente y más de las especies en peligro de extinción.

"Las tortugas se encuentran en peligro incluso antes de nacer ya que actualmente el saqueo de nidos para la venta de huevos es una de las principales acciones que la ponen en riesgo, además de la caza y los depredadores, por eso nuestro llamado es y será para quienes nos visitan, que no consuman productos derivados de los quelonios, esto haría una gran diferencia".

Asimismo, en apoyo a la noble labor que realizan los campamenteros, se acordó el préstamo de una cuatrimoto para el campamento de "La Tortuga", la cual servirá para incrementar la vigilancia en la zona, y a su vez, la cantidad de huevos resguardados.

Foto: Cortesía.