Con 14 municipios con riesgo alto de contagios, Michoacán se acerca a 6 mil casos de COVID-19

El gobierno del estado decretó alerta amarilla en 14 municipios por la alta transmisión de coronavirus y, aunque aumentó la reapertura de negocios, llamó a no bajar la guardia, pues se registran en promedio más de 100 contagios diarios.

Foto: Víctor Ramírez, La Voz de Michoacán.

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Michoacán oficializó que en 14 municipios se corre un alto riesgo de contagio de coronavirus, por lo que se decretó alerta amarilla. La contingencia sanitaria sigue ganando terreno, y en 15 días se ampliaron las restricciones a otros siete municipios, y en los próximos días se confirmarán los 6 mil enfermos por COVID-19. Este lunes se sumaron 241 casos y 11 defunciones, por lo que el Comité de Seguridad en Salud ha insistido en que es momento de redoblar las medidas, antes de que un familiar con diabetes, hipertensión o con defensas bajas, pueda ser víctima letal de este virus.

Por fortuna, Lázaro Cárdenas descendió de máximo a alto riesgo, por lo que dejó de estar en bandera roja y fue colocada la amarilla. Ahí se han confirmado 2 mil 43 personas enfermas por coronavirus y 123 fallecimientos. Si bien la tasa de letalidad es del 6.02%, una de las más bajas de los municipios en alerta, especialistas ubican al puerto michoacano en el ranking nacional por la tasa de mortalidad. En estos momentos hay 309 personas clasificadas como sospechosas, debido a que presentaron la sintomatología de COVID-19, por lo que nuevamente se podría disparar la pandemia.

PUBLICIDAD

En Lázaro Cárdenas se han muestreado a más de 4 mil 400 personas. Es una población de 192 mil habitantes y actualmente 337 personas se encuentran en confinamiento obligatorio u hospitalizadas debido a que tienen activa la enfermedad y podrían ser la fuente de contagio de quienes han librado el coronavirus. El puerto fue la entrada de COVID-19 a Michoacán hace poco más de tres meses, cuya víctima se recuperó, sin embargo, pobladores admiten que hay sectores de la sociedad que siguen incrédulos de la existencia del virus, lo que ha provocado que, pese a los esfuerzos de los médicos, se sigan presentando más enfermos.

Morelia, el otro epicentro

La capital del estado sigue en alerta amarilla. En este municipio se tienen 686 pacientes y 38 defunciones. Su tasa de letalidad es del 5.54 por ciento. Más de 3 mil 100 personas han sido muestreadas para confirmar o descartar la enfermedad, sin embargo, preocupa que en este momento sean 659 personas las que han presentado la sintomatología de COVID-19, por lo que de confirmarse se podría duplicar la cantidad de enfermos.

PUBLICIDAD

Morelia es un punto de concentración del estado, y de tránsito hacia otros puntos del país. De manera gradual, a pesar de la insistencia de las autoridades, se ha ido recuperando la movilidad alcanzando casi el 80 por ciento, lo que podría “cobrar la factura” en casos positivos de COVID-19. El gobierno del estado ha referido que la ocupación hospitalaria de pacientes con coronavirus asciende al 50 por ciento.

Foto: Samuel Herrera Jr., La Voz de Michoacán.

La ciudad debe tomar con mucha seriedad la enfermedad, debido a que por la cantidad población, casi 900 mil personas, aunado a quienes se deben desplazar de la zona conurbada, podría convertirse en el nuevo epicentro de la contingencia sanitaria. De manera gradual se han ido reabriendo actividades, sin embargo, en la clandestinidad gimnasios y canchas deportivas han reanudado operaciones, sin medir los riesgos.

Uruapan ya casi alcanza los 500 casos positivos de COVID-19 y suma 45 fallecimientos; también cuenta con bandera amarilla. Su actual tasa de letalidad es más alta y oscila en los 9.2 por ciento. Es una población superior a las 350 mil personas y se han levantado más de mil 200 muestras entre la población. Está en el corazón de Michoacán y el constante tráfico hacia el Occidente, Sur y Centro del país provocan que la incidencia de contagiados siga en crecimiento. 233 personas esperan resultados, una vez que presentaron la sintomatología.

Este municipio es el segundo con más población del estado, y la conexión que tiene con el extranjero a través de su aeropuerto, aumentaba los riesgos de que fuera uno de los epicentros de la contingencia. En unos días se ha disparado la enfermedad y las defunciones, y no han sido suficientes los esfuerzos gubernamentales que se han hecho. En esa zona hay preocupación debido a que su economía se sostiene por las actividades agrícolas, y una parte importante de los jornaleros provienen de municipios aledaños, por lo que la enfermedad podría seguir extendiéndose.

Contenidos relacionados


Apatzingán, en la tierra caliente, se convirtió en un foco rojo de la contingencia, sin embargo, al paso de las semanas ha ido manteniéndose controlada la enfermedad. Ahí, con su bandera amarilla, contabiliza 358 pacientes con coronavirus y han fallecido 32. Su tasa de letalidad es de 8.94 por ciento. Por fortuna, la cantidad de personas sospechosas también ha ido en decremento, y actualmente 87 han manifestado molestias en la garganta, fiebre y dolor de cabeza. Sólo 32 personas tienen activa la enfermedad, cuando en otros momentos la cifra superaba las 100 personas.

Sin embargo, la problemática se salió de control en Múgica, un lugar de 40 mil personas. Ahí, el coronavirus alcanzó a 284 personas y 42 perdieron la vida. Su tasa de letalidad es de las más altas al ubicarse por encima del 14 por ciento. Hay 50 personas con la enfermedad activa, sin embargo 119 se encuentran con sospechas debido a que presentaron alguno de los síntomas de COVID-19. Este municipio cuenta con apenas un hospital integral insuficiente para atender una pandemia.

Parácuaro y La Huacana, ambos pertenecientes a la jurisdicción de Apatzingán, también se encuentran en alerta amarilla. En el primer poblado se han registrado 20 pacientes y 3 han perdido la vida, mientras que en el segundo la situación se complica debido a que 16 han dado positivo y cinco han fallecido. La tasa de letalidad en ese lugar es del 31 por ciento. Estos dos municipios ya eran foco amarillo en la región, pero debido a la incidencia las medidas se decretaron a nivel estatal.

Foto: Víctor Ramírez, La Voz de Michoacán.

Rápidamente Huetamo elevó su contingencia sanitaria debido al repunte de enfermos. En estos momentos tienen a 340 personas y 14 han fallecido. Por fortuna su mortalidad no ha sido tan elevada y su tasa de letalidad es del 4.2 por ciento. Sin embargo, su ubicación geográfica complica el traslado de pacientes a la capital del estado. Se han levantado 718 pruebas y se espera que en breve los resultados de 139 personas sean revelados, aunque ya presentaron molestias que podrían indicar la presencia del coronavirus.

Zamora presenta 143 enfermos y 16 defunciones, mientras que Zitácuaro 108 pacientes y 15 muertes. También fueron decretados con banderas amarillas por el Comité de Seguridad en Salud, debido a que su tasa de letalidad supera el 10 por ciento y la cantidad poblacional está entre los 170 mil y 210 mil personas, por lo que de no controlar la contingencia se podría salir de control. Ambos municipios presentan una alta movilidad, incluso, en el primer lugar su presidente Martín Samaguey dio positivo.

Pátzcuaro tiene banderas amarillas y preocupa debido a que es un punto de encuentro para el turismo y la normalidad está volviendo de manera gradual a este municipio, por lo que podría disparar la cantidad de enfermos. Actualmente hay 54 pacientes y 6 defunciones. Su tasa de letalidad es del 11 por ciento.

Sahuayo, Zacapu y Puruándiro se suman a la lista de municipios que preocupan al Comité de Seguridad en Salud. En el primer asentamiento se han confirmado 10 pacientes y uno ha fallecido, mientras que en el segundo 19 personas han dado positivo y dos han muerto y en el tercero han sido 9 contagiados y una víctima letal. Estos municipios en realidad han presentado una baja incidencia de casos, pero su ubicación geográfica, demográfica, prenden las alertas de brotes comunitarios.

Tres hospitales más atenderán pacientes COVID-19

El Instituto Mexicano del Seguro Social decretó que tres nuevos hospitales atenderán también a pacientes contagiados por coronavirus. Se trata del Hospital General de Zona en Zamora, el Hospital General de Subzona con Medina Familiar de Apatzingán y el Hospital Rural de Huetamo. En estos municipios declarados en alerta amarilla, se redoblarán esfuerzos para evitar que la infraestructura que tienen se vea sobresaturada.

La delegada, Ma. Luisa Rodea Pimentel, expuso que una vez que la Dirección General del IMSS, a cargo del maestro Zoé Robledo Aburto, aprobó las acciones respectivas de adecuaciones, dichos centros hospitalarios incrementarán el número de camas disponibles para atender a eventuales pacientes COVID-19.

Por ejemplo, el hospital de Apatzingán que sólo disponía de dos camas para recibir y canalizar a pacientes sospechosos, ahora sube a 10 camas y con ello se transforma en hospital híbrido, es decir, atenderá la emergencia sanitaria en su propio hospital sin tener que trasladarlos hacia Uruapan o Morelia.

En el caso del hospital de Zamora, disponía de cuatro camas y ahora sube a 18; mientras que el Hospital Rural de Huetamo, de dos camas, incrementa su capacidad a 17.