Crece el consumo de cristal y heroína en Morelia, admiten autoridades municipales

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán Morelia, Michoacán. En medio de una ola de violencia causada por el enfrentamiento entre grupos del crimen organizado, la comisionada municipal de seguridad ciudadana de Morelia, Julisa Suárez Bucio, informó que el 70 por ciento de las personas que son remitidas al centro de detención están relacionadas a …

Foto: Pixabay.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. En medio de una ola de violencia causada por el enfrentamiento entre grupos del crimen organizado, la comisionada municipal de seguridad ciudadana de Morelia, Julisa Suárez Bucio, informó que el 70 por ciento de las personas que son remitidas al centro de detención están relacionadas a incidentes con bebidas alcohólicas o drogas ilegales, la zona norte de la ciudad es la de mayor incidencia y la sustancia predominante es la marihuana, aunque también comienzan a registrarse el consumo de crystal y heroína.

“Aquí en el municipio, de todas las personas que nosotros llevábamos al centro de detención por faltas administrativas, el 70 por ciento tiene que ver con cuestiones de consumo de alcohol o de droga y si nos vamos a ver de dónde provienen estas personas que llevamos nosotros al centro de detención porque han alterado el orden, en su mayoría pertenecen a la zona norte”, explicó la funcionaria en entrevista colectiva con medios de comunicación.

PUBLICIDAD

También detalló que todavía se observa un mayor consumo de marihuana, considerada como poco dañina, pero a la par también comienzan a observarse algunos casos de consumo de heroína y metanfetaminas, que son de un alto impacto para la salud.

“Todavía estamos nosotros con mayor consumo de los que hemos recibido, de marihuana, pero también ya tenemos varias personas que ya están consumiendo crystal y que también están consumiendo heroína”.

PUBLICIDAD

“Hay drogas muy dañinas que están en grupo de los opiáceos, como el crystal y la heroína, que son drogas muy dañinas que causan un daño a la salud mental muy fuerte, e inclusive los especialistas nos han dicho que en este tipo de drogas son irreversibles los daños que se generan”, ahondó la comisionada municipal de seguridad ciudadana.

Sobre la incidencia de los casos explicó que, del mencionado 70 por ciento de detenciones, cerca del 40 por ciento corresponden a consumo de drogas y 30 al consumo de alcohol, el número de casos fluctúan entre ocho y 12 detenciones diarias, además de que hay un repunte de hechos en fines de semana, fechas festivas y días de jornadas importantes de la liga de fútbol mexicano.

Contenidos relacionados

Previamente, en septiembre del año 2019, Suarez Bucio ya había confirmado la circulación de metanfetaminas, también llamada crystal en alguna de sus variedades, en la capital del estado.

“Hemos tenido algunos actos importantes, la semana pasada se tuvo el aseguramiento de una persona que llevaba varias pastillas consigo de metanfetaminas y actuamos de manera coordinada con la Guardia Nacional”, reveló la funcionaria municipal.

Además confirmó que, según los datos que han recibido de la autoridad competente, la mayoría de los homicidios ocurridos en Morelia están relacionados en algún punto con el negocio de las sustancias ilegales. “El 80 o 90 por ciento de estos casos están relacionados con personas con venta de drogas, consumidores y también venta de drogas.

“Nosotros no lo sabemos antes, hasta que vienen la investigación de Fiscalía”.

Repunta el narcomenudeo

Como lo señaló la comisionada, la serie de muertes violentas ocurridas en Morelia desde inicios del año pasado coinciden con un repunte en la distribución de droga en la ciudad.

La plataforma Semáforo Delictivo muestra que, mientras en enero del 2019 se registraron solo cinco incidentes por “narcomenudeo”, la cifra ascendió a 21 en febrero, 28 en mayo, 36 en julio y alcanzó su máximo histórico con 45 casos en octubre. Solamente se tuvieron ligeras disminuciones a 21, 26 y 27 casos en junio, noviembre y diciembre, respectivamente.

La cifra total de hechos de narcomenudeo reportados en Morelia durante el 2019 fue de 318 casos. En contraste, en 2018 dicho registro fue de 226 casos. Es decir que hubo un aumento de más del 40 por ciento en esta materia durante el último año.

Por posesión de droga, hasta 48% de sentencias

A pesar de ser un problema de salud pública que vulnera la economía familiar, e impacta en la incidencia delictiva, los ciudadanos en Michoacán no cuentan con una ley que los respalde en el combate a las adicciones, señaló el diputado Alfredo Ramírez Bedolla y advirtió que ese vacío legal es insostenible.

El legislador de Morena encabezó en el Congreso del Estado un foro de consulta y análisis en el que presentó su iniciativa de Ley Estatal de Prevención, Atención y Combate de Adicciones, con la que propone dejar de lado el enfoque punitivo con que se ha tratado este tema, y sea atendido de manera integral como un problema de salud pública.

Señaló que en Michoacán el rubro de seguridad es el que más aumentos presupuestales recibe, pero no se ven reflejado en una política pública que realmente incida en el consumo de drogas; "hay una falta de visión para atender el problema de inseguridad, ya que  nos enfocamos en los efectos y consecuencias del delito, pero no atendemos los orígenes ni las causas de las conductas delictivas".

Los delitos contra la salud atañen a un importante porcentaje de personas privadas de su libertad, tanto del fuero federal como del común: el mayor número de sentencias es por posesión de drogas (48.6%), seguido de transporte (24.5%) y comercio (13.7%), según la  Encuesta Nacional de Población Privada de su Libertad que realizó el INEGI en 2016, puntualizó Ramírez Bedolla.

Un aspecto en el que coincidieron los ponentes, es la necesidad de fortalecer el tratamiento de las adicciones, desde el diseño e implementación de programas para la rehabilitación de adictos, hasta los espacios para su internamiento.

Bruno Montesano Castellano, representante de la Comisión Nacional contra las Adicciones, dijo que tan solo en Morelia se tienen registrados 187 centros de tratamiento conocidos popularmente como anexos; sin embargo, advirtió  que día con día aparecen y desaparecen por estar relacionados con diversas irregularidades.

Por lo anterior, enfatizó que se requiere de mayor responsabilidad y compromiso en la verificación de los anexos, tanto por parte de las áreas de seguridad como de salud.

Alfredo Ramírez puntualizó que en la iniciativa de ley que propuso al Congreso en octubre plantea que  Gobierno del Estado, por medio de la Secretaría de Salud, establezca al menos un Centro de Tratamiento en cada una de las 10 regiones socioeconómicas de Michoacán.

Además, la ley propone endurecer el control de los centros de tratamiento para que ningún anexo pueda prestar servicios sin contar con la licencia municipal correspondiente, sin haber cumplido con los protocolos de protección civil, y los requisitos sanitarios que exijan las Normas oficiales.

La COEPRIS y las autoridades municipales correspondientes supervisarán de manera continua a los centros de atención, quienes deberán cumplir a cabalidad lo establecido en la Norma Oficial Mexicana, en el reglamento municipal y la legislación estatal  para poder seguir operando, abundó Ramírez Bedolla.

En general, los participantes en el foro coincidieron en que la ley propuesta por Ramírez Bedolla es muy oportuna para fortalecer el combate a las adicciones, y que sean claras las responsabilidades de los poderes públicos ante este problema de salud que afecta a todo el conjunto social.

También presidieron el desarrollo de este foro el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Antonio Madriz Estrada, y el diputado Osiel Equihua Equihua, integrante de la Comisión de Salud; además, el magistrado Pedro Ramírez Martínez, en representación del Poder Judicial; Julissa Suárez Bucio, Comisionada de Seguridad Pública en Morelia; Enrique Ramón Orozco y Selene Estrada Soto, delegados del IMSS e ISSSTE, respectivamente;  José Rafael Torres Mandujano, director de Coepris; Carlos Bravo Pantoja, director del Hospital Psiquiátrico, y Guadalupe Contreras González, directora de Centro de Integración Juvenil.