UMSNH, sin recursos para más pagos: SPUM, SUEUM y autoridades, a contra reloj para acuerdos

La Universidad Michoacana subrayó que en estos momentos se ve imposibilitada a gestionar más recursos extraordinarios, hasta en tanto no se cumpla con la quinta cláusula del Convenio de Apoyo Financiero de Recursos Públicos Federales Extraordinarios no Regularizables.

Foto: Cortesía.

Redacción/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Autoridades de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), dieron a conocer que se han acabado los recursos.

Con los recursos provenientes de la última ministración presupuestaria del 2019, se ordenó realizar este 13 de diciembre la dispersión del pago del 50 por ciento de la segunda quincena de noviembre, misma que adeudaba a los trabajadores universitarios.

PUBLICIDAD

Sin embargo el próximo lunes se tendría que pagar la primera de diciembre e incluso algunas prestaciones de fin de año pero la universidad comunicó hoy mismo que “ en estos momentos se ve imposibilitada a gestionar más recursos extraordinarios hasta que no haya un acuerdo consensuado [quinta cláusula del Convenio de Apoyo Financiero de Recursos Públicos Federales Extraordinarios no Regularizables] que posibilite el acceso a recursos extraordinarios.

Foto: La Voz de Michoacán. La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo aún requiere recursos para cerrar el año.

Las autoridades universitarias hicieron así un llamado a los trabajadores universitarios para lograr esos recursos.

PUBLICIDAD

La hacienda universitaria se encuentra en ceros para hacer frente a los compromisos contractuales que tiene con los trabajadores tanto académicos como administrativos en el mes de diciembre.

SUEUM se va a paro

Este viernes el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), tomó las instalaciones de la UMSNH por 12 horas como parte de su rechazo al tema de jubilaciones y pensiones, en el marco de la difusión de la propuesta en las bases universitarias.

Los representantes del SUEUM coincidieron en rechazar la propuesta al considerar que daña a los derechos laborales. Además, el dirigente del sindicato, Eduardo Tena Flores, reclamó la falta de pago de despensas y la suspensión de las mesas para atender violaciones.

Según los integrantes del SUEUM sobre la falta de pago, Cárdenas Navarro explicó que se ha estirado todo el recurso que se tenía, por lo que insistió en la necesidad de cumplir con la reforma para que la federación entregue los recursos extraordinarios, de igual manera, se insistió en continuar con las gestiones con el gobierno estatal.

SPUM y las opciones para los profesores

Con el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), el panorama luce algo menos complejo, pues las autoridades indicaron que los agremiados han respondido favorablemente.

Sin embargo, el destino como trabajadores no resulta muy alentador en algunos casos. Los profesores de asignatura, es decir, los que no cuentan con una plaza, ven muy lejano que puedan acceder a una ya que las condiciones financieras de la Universidad sencillamente impiden que esa meta sea siquiera imaginable, como no sea a través del mecanismo federal para doctores miembros del Sistema Nacional de Investigadores.

Contenidos relacionados

Carlos Bustamante, académico y exdirector de la Faculta de Filosofía de la UMNSH, señala que “necesitamos que la Universidad sane sus finanzas con la suficiente holgura como para que las promociones y el acceso a plazas de profesor investigador sean una aspiración real”.

El profesor explica que el personal ya jubilado o con más de 25 años de antigüedad no cambia en lo más mínimo el régimen actual. El personal futuro que aún no ha sido contratado se ajustará a condiciones específicas. La mayor parte de los profesores está muy particularmente interesada en lo que suceda con el personal activo con menos de 25 años de servicio.

Foto: La Voz de Michoacán. Alumnos se podrían ver afetados si maestros deciden no iniciar próximo ciclo.

La propuesta que se hizo llegar a los sindicatos universitarios pide para las y los docentes de ese grupo establecer la edad de jubilación entre los 50 y los 53 años y aumentar proporcionalmente, de acuerdo con los años de servicio ya laborados, el tiempo en que trabajemos para la Universidad: 25, 26, 27 años… Pero, a cambio, se mantiene que el monto de nuestra jubilación será el 100% del último salario recibido, y no se considerará la aportación a un fondo de Jubilaciones.

Sin embargo, Bustamante advierte que una aportación a un eventual fondo significaría para varias profesoras y varios profesores un descuento sobre un salario muchas veces magro, que en ocasiones (si se es titular sólo de una materia por semestre, por ejemplo) ni siquiera llega a los $1000.00 por quincena.

El filósofo llama a los representantes a que tengan a la vista la no aportación a un fondo y que desde luego pueden rechazar la propuesta, pero que hay que ser conscientes de que entonces se necesitará pensar en cómo sanear las finanzas universitarias y advierte que el gobierno federal ha sido duramente claro al respecto.