Desaparecería 70% de empresas de plástico en Michoacán por no poder adoptar medidas ecológicas

La mayoría de las empresas de plástico en la entidad no podrían cambiar al uso de materiales ecológicos, lo que pone en riesgo 3 mil 500 empleos

Foto: Twitter.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Sólo el 30 por ciento de las empresas de plásticos de un solo uso en Michoacán cuentan con los recursos y capacidad para migrar hacia biodegradables y otros materiales, así como prácticas más ecológicas, el resto estaría en peligro de cerrar operaciones en caso de no poder cambiar de giro.

Lo anterior lo informó Abelardo Pérez Estrada, titular de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en la entidad, quien detalló que esta situación pondría también en peligro 3 mil 500 empleos que genera este sector.

PUBLICIDAD

El líder empresarial señaló que la medida impulsada en Morelia y otros municipios es cortoplacista, pues no abona a remediar las afectaciones medioambientales, por lo que anticipó que se acercarán nuevamente a los diputados para la discusión de las iniciativas atoradas sobre el tema en el Congreso, para que incluyan un espectro más integral de la problemática y los sectores afectados, así como soluciones reales y no meramente prohibiciones.

Contenidos relacionados

Abelardo Pérez Estrada insistió en que menos de la tercera parte de las empresas inmiscuidas en la industria del plástico podrían estar en las condiciones de migrar a procesos sustentables y amigables con el medioambiente, por lo menos en un corto plazo, y apuntó que lo anterior obedece a que, para poder realizar este tipo de procesos, se necesita invertir una importante cantidad de capital.

PUBLICIDAD

El líder de la Canacintra en la entidad recordó que la cámara empresarial que preside ha mantenido reuniones constantes con diputados del Congreso del Estado con la intención de participar en el proceso de legislación para con el uso del plástico en Michoacán, aunque lamentó que la prohibición total de este tipo de productos en cuestión de bolsas, como ya están implementado algunos municipios michoacanos, puede generar el cierre de empresas, con ello la pérdidas de empleo, o el cambio de giro comercial, y es que para “aplicar procesos sustentables en la industrial es muy caro, y no todas las empresas están en condiciones de migrar”.

Actualmente Michoacán cuenta con un padrón de 50 empresas que se dedican a la industria del plástico, de las cuales 12 están agremiadas a Canacintra Morelia. Sin embargo, del 100 por ciento de unidades económicas en todo el estado, sólo el 30 por ciento, es decir quince, podría estar en las condiciones de realizar dicha transformación, y es por ello que también están en riesgo alrededor de 3 mil 500 plazas laborales directas distribuidas en las 35 empresas restantes.

“Trabajaremos con los diputados locales para que la iniciativa, que está detenida y que van a discutir en el segundo periodo de sesiones, incluya tanto una ley de prohibición de uso de plástico como la de recolección responsable de basura”, apuntó el presidente de la cámara.

Agregó que para que realmente se combata el tema de la contaminación se deben regular todos los aspectos que involucren la generación de basura, así como el tratamiento de los residuos.

Comentó que es importante que se regulen también los camiones de basura, puesto que estos también son una parte importante para la recolección y el reciclaje de algunos productos que se desechan, tanto en los hogares como en las empresas.

Sin embargo, aclaró que para que realmente exista un combate contra la contaminación del medioambiente, “es importante la voluntad ciudadana, porque somos los que generamos la basura y la contaminación”.

Reiteró que es importante que el Congreso de Michoacán consulte y apruebe la legislación para el uso del plástico, para que las empresas se puedan adaptar a las nuevas normas de operación, aunque insistió que no todas están en las mismas condiciones para enfrentar el cambio, por lo que existe incertidumbre en el sector.

Bioplástico y papel tampoco resuelven problema ambiental

De acuerdo con organizaciones como Greenpeace y grupos activistas de corte ecológico, el uso de bolsas de plásticos biodegradables o incluso de papel o cartoncillo no abona necesariamente a la mejora de las condiciones del medioambiente.

La organización señala que en todos los casos el problema no es únicamente el material, sino el uso que se les otorga. Mientras que las bolsas de plástico regular no necesariamente son de un solo uso pues se emplean para guardar objetos o almacenar la basura, las de papel, por ejemplo, se echan a perder rápidamente con líquidos o humedad, por lo que también se puede incurrir en su abuso.

A esto hay que tomar en cuenta que generar más bolsas de papel, según Greenpeace, podría generar más tala de árboles. En el caso de los bioplásticos, sólo son degradables en condiciones muy específicas, y en caso de no presentarse pueden contaminar más que un plástico normal.

El llamado es a usar otro tipo de materiales, como bolsas de tela o carritos de mercado, así como mejorar la cultura ambientalista de los ciudadanos.