Fuego asfixia bosques de Michoacán: esta temporada de incendios ha sido de las más devastadoras

Hasta ahora se han registrado casi 599 incendios en Michoacán que han afectado más de 18 mil hectáreas de áreas verdes, superficie superior a años anteriores.

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Está por concluir la temporada de incendios forestales en el estado de Michoacán, ante cifras que apuntan a lo que se podría considerar como una de las peores temporadas de la última década. Los meses de sequía dejaron más de 599 conflagraciones y 18 mil hectáreas consumidas en nuestro estado, la mayoría durante los últimos dos meses.

Cifras presentadas por la Comisión Nacional Forestal (Cofom) revelan una afectación de 18 mil 623 hectáreas hasta el 25 de junio de este año, mismas que superaron en 25 por ciento a los daños presentados durante el 2019 y más de 30 por ciento al año 2018, según datos de las últimas bitácoras de incendios y la superficie afectada. 

PUBLICIDAD

Por segundo año consecutivo la tasa de afectación presenta un alza importante. Michoacán se ubica en el tercer lugar a nivel nacional en la pérdida de arbolado adulto, con un total de mil 542 hectáreas consumidas por las llamas, mientras que el arbolado de renuevo perdió mil 639 hectáreas durante el mismo lapso.

Foto: Cortesía.

Al respecto, autoridades estatales en materia forestal han referido que será hasta la próxima semana que presenten un corte final del impacto de los daños sufridos por los incendios forestales con la distribución de terreno consumido encada municipio.

PUBLICIDAD

Entre los datos que resaltan de este año se encuentran la intensidad de los incendios y cómo se modificaron los indicadores al interior de los municipios.

Por primera vez Morelia no ocupa el primer lugar a nivel estatal en cantidad de incendios y superficie afectada; lo anterior no significa que la capital del estado tuviera una reducción en cuanto a conflagraciones, implica que municipios como Aguililla, presentaron más de 3 mil hectáreas consumidas, muchas de ellas en menos de 10 días del mes de junio.

En casos como Tacámbaro, los fuertes incendios en uno delos cerros más emblemáticos dela región dejaron uno de los indicadores más abultados; en un solo incendio, el más grande de la historia reciente en la demarcación, más de mil 200 hectáreas afectadas en alrededor de cuatro días.

Y es de recalcar que se tenía prevista una temporada difícil en incendios forestales. Desde diciembre del año pasado las autoridades ambientales pronosticaron que debido a los altos niveles de sequía de todo el estado las condiciones de estiaje se prolongarían durante meses, escenario que se cumplió. 

Contenidos relacionados


La sequía es propicia para avivar las llamas y complica el combate al fuego que, la mayoría de las ocasiones, es iniciado por la mano del hombre para obligar al cambio de uso de suelo y sembrar monocultivos, principalmente aguacate.

Las lluvias de los últimos días de junio y principios de julio en las diferentes regiones han ayudado a contener incendios. La humedad generada ayudó a frenar el crecimiento de la materia forestal vulnerable a las llamas.

La tendencia anterior depende de que los chubascos se mantengan. Cabe destacar que, desde el inicio de la temporada, en febrero de este año, se tomaron medidas de contención para mitigar los daños de los incendios forestales.

Las condiciones de sequía prolongada y la ausencia de lluvias hasta muy avanzado el año fueron previstas por las autoridades. En este caso se instalaron brechas cortafuego, líneas negras, se duplicaron las cantidades de brigadas forestales y se dispuso de una aeronave para el uso exclusivo de Michoacán para el combate a los siniestros.

Etapa de reforestación, a punto de iniciar

Para este año la meta estimada de reforestación se vuelve a estimar en 18 millones de plántulas una vez que se consolide la temporada de lluvias. No obstante, ante el riesgo sanitario que esto representa al aglomerarse a miles de personas por jornada, como se hacía en años pasados, se estarán tomando medidas especiales.

Se espera que sea a partir de la tercera semana de julio cuando inicien la reforestación en las distintas regiones.

Las familias se mantienen en los proyectos de reforestación. No obstante, para este año se ha planteado que lejos de ser masivas, en un solo día y a gran escala de territorio que sean “escalonadas”, con menos personas y que sean progresivas por días en el mismo predio hasta completar las metas.