Pinos michoacanos, en desventaja ante demanda y competencia extranjera

Aunque Michoacán es el cuarto productor de pinos navideños en el país no se ha encontrado cabida para el crecimiento en su producción

Foto: Especial. En el estado solo hay 8 productores de pinos navideños, sobre todo en la región del Oriente michoacano.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Sin capacidad para competir con productores extranjeros ni abastecer la demanda local por temporada decembrina, iniciará el Bazar Navideño de Michoacán. Miles de pinos producidos en el estado tendrán que competir contra las decenas de miles de pinos de importación provenientes desde Estados Unidos y Canadá.

PUBLICIDAD

Mientras que en Michoacán se tiene una demanda de 35 mil pinos anuales, el estado produce menos de 3 mil, lo que implica una importación de más de 30 mil arbolitos. En todo el país la situación no es diferente. Nuestro estado se encuentra ubicado en el cuarto lugar de la producción de pinos, lo cual sigue por debajo de entidades como el Estado de México.

Alejandro Ochoa Figueroa, director de la Comisión Forestal del estado, anunció la siguiente emisión del Bazar Navideño 2019, en donde se superaría colocar al menos 300 pinos en la capital michoacana. No obstante, reconocen que la situación no es fácil para ninguno de los productores.

Contenidos relacionados

Actualmente tendrán que competir contra la feroz mercadotecnia y publicidad de tiendas departamentales y centros comerciales que ofrecen en su mayoría los árboles de importación. Aun cuando son más caros, debido a la disponibilidad y ofertas de pago, los ciudadanos tienden a inclinarse por dichos pinos.

PUBLICIDAD

Sólo en el estado hay 8 productores de pinos navideños, sobre todo en la región del Oriente michoacano, en donde se concentran hectáreas de este cultivo que, pese a la demanda, no han encontrado cabida para el crecimiento en su producción. Para 2020 no hay planes para inversiones o aumentos en las plantaciones sustentables.

Desde este mes y hasta que concluya el periodo navideño, las autoridades estatales anunciaron la consolidación del bazar, ubicado en las oficinas de la Comisión Forestal de Michoacán, en donde además de pinos navideños, habrá artesanías de esferas, mezcal, alimentos tradicionales preparados por las cocineras michoacanas y muchos otros atractivos.

Fue en presencia de productores locales que destacaron la producción de pino navideño como una actividad sustentable. Durante el largo proceso de crianza del pino, el ecosistema en donde se siembran se recupera en cuestión de suelo, captación hídrica y otras canciones que benefician, además de económicamente a los productores, al medioambiente.

“Estamos esperando, como lo comentamos, varios puntos de venta en el estado. El bazar le da ayuda a algunos pequeños productores a que sea un punto de venta en la capital michoacana. Tuvimos una venta el año pasado, una derrama sobre más de 300 mil pesos que se comercializaron y esperamos rebasar esa cifra este año. Sobre todo, lo vamos a rebasar en esta edición que está más armada y fortalecida y esperamos tener una derrama mucho mayor. Vendimos más de 300 árboles en el bazar”, precisó Alejandro Ochoa.

Andrés Echevarría, representante de la comunidad de San Juan Nuevo, señaló que tienen una población de 5 mil árboles de 14 años de edad.

"Vamos a mostrar que todo es natural. Son árboles de una comunidad certificada. Gracias a que nos dan el apoyo y la forma de invitar a la gente de Morelia para que puedan participar y vean que los artesanos michoacanos estamos en la mejor disposición de hacer bien las cosas”.

Además de la región Oriente del estado, Acuitzio, Indaparapeo, Zacapu, San Juan Nuevo y Chaparan son los municipios con mayor producción de árboles de navidad, principalmente pinos y oyameles. Autoridades forestales de Michoacán han enfatizado que un árbol de Michoacán puede llegar a costar entre 400 y 500 pesos, en tanto los árboles extranjeros exceden los mil pesos y puede llegar hasta los 3 mil pesos.

Además de la desventaja, la importación de especies naturales, como los árboles, puede servir como agente de introducción de plagas, tales como los insectos descortezadores que ya afectan en gran medida a los ecosistemas michoacanos. La Comisión Nacional Forestal (Conafor) ha destacado que las plantaciones comerciales de árboles de Navidad son aliadas en la reforestación de áreas boscosas degradadas, también en la reconversión de uso agropecuario a forestal, con lo que coadyuva a mejorar la calidad de vida de productores además de la recuperación y conservación de los terrenos de vocación forestal.

Cabe precisar que al final del bazar de árboles se instalará un centro de acopio a partir del primer día de enero, en el cual se buscaría recoger los miles de árboles antes de que terminen tirados a la basura o apilados en lotes baldíos de la ciudad.