Imágenes nuestras | Hospital Civil, un "Guardián de la Salud", en Morelia

La fundación del ahora Hospital General “Doctor Miguel Silva” se remonta al año de 1580, gracias al esfuerzo del obispo Fray Juan de Medina Rincón que entonces lo llamó “El Hospital Real de Nombre de Jesús”

Foto: Samuel Herrera Jr.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La apertura de la nueva Ciudad Salud de Michoacán revivió la nostalgia de cientos de personas que han formado parte de la historia del antiguo Hospital General de Morelia “Doctor Miguel Silva”, también llamado coloquialmente “Hospital Civil” y ubicado desde hace más de 50 años en el centro de la capital michoacana, pero cuyos orígenes se miden en “centurias” por aquellos que en este momento de transición echan una mirada al pasado.

En el marco de la inauguración de los nuevos hospitales ubicados en la zona metropolitana de la capital michoacana, el director del Hospital General de Morelia "Doctor Miguel Silva", Raúl Leal Cantú, dedicó un amplio recuento histórico a este icónico inmueble, cuya historia moderna se remonta a la década de 1950 pero sus orígenes más remotos se centran siglos atrás en el periodo colonial.

PUBLICIDAD

La historia de este hospital abarca centurias, nuestro viejo hospital aperturado en 1957. La fundación del ahora Hospital General “Doctor Miguel Silva” se remonta al año de 1580, gracias al esfuerzo del obispo Fray Juan de Medina Rincón que entonces lo llamó “El Hospital Real de Nombre de Jesús” y a partir de entonces sufrió varias denominaciones: Hospital de San José, Hospital de San Juan de Dios, incluso quedan algunos vestigios en el centro de la ciudad de esos hospitales”.

Sobre esa línea, precisó que el principal hospital de la región pasó a manos del estado por la secularización de finales del siglo XIX y fue así como obtuvo la denominación de “Hospital civil”, que es el nombre con el que una gran cantidad de personas todavía hacen referencia a esta unidad médica hasta hoy en día.

PUBLICIDAD

Contenidos relacionados

Estuvo bajo el patrocinio real de hospicio del Cabildo Eclesiástico hasta el 24 de noviembre de 1858, en el que el gobernador Don Epitacio Huerta decretó la primera secularización del Hospital de San Juan de Dios bajo el amparo del gobierno del estado y bajo la vigilancia de la beneficencia pública. Para ese entonces se llamaba Hospital Civil, como hasta ahora lo conocemos”.

Ya entrado el siglo XX, la historia de esta unidad comienza a tener sus cambios más modernos, que consisten en la apropiación de su nombre oficial primero como “Hospital General  del Estado”, y posteriormente Hospital General “Doctor Miguel Silva” ya asentado en su ubicación que mantuvo durante más de 50 años en la zona de transición entre la colonia Centro Histórico y la colonia Cuauhtémoc.

Foto: La Voz de Michoacán.

Se conservó oficialmente hasta el 16 de julio de 1901 en que se ubicó en el hospital “ex profeso” para el que se observó en la prensa en ese momento “con todas las indicaciones de la ciencia moderna para el arreglo de esa clase de establecimientos”; un edifico ya desaparecido que estaba donde ahora está el Seguro Social y en la fecha de inauguración cambia nombre a Hospital General del Estado”.

“En 1956 se traslada a su nuevo edificio que ocupa en la actualidad, ahora con el nombre de Hospital General “Doctor Miguel Silva” en honor a uno de sus distinguidos médicos de inicios del siglo XX. Hoy los mil 300 empleados emocionados iniciamos un éxodo a la modernidad con un anhelado cambio, lo vemos cristalizado después de muchos años”.

Es importante recordar que esta semana comenzó la mudanza de los servicios al nuevo Hospital General “Doctor Miguel Silva” ubicado en la recién inaugurada Ciudad Salud. La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) informó que los antiguos hospitales se convertirán en un amplio centro de oficinas para la dependencia, con lo que dejarán de impartirse servicios médicos y se abrirá una nueva etapa en su historia.  

En este punto de transición, Raúl Leal Cantú, agradeció a los 330 médicos, 475 enfermeras, 60 químicos, 180 becarios, administrativos, intendentes, lavanderos, ingenieros y técnicos, que hoy laboran en dicho hospital y recordó a algunas de las personalidades que formaron parte de su historia previa a este nuevo periodo de cambio.

“No quisiera olvidar a aquellos que nos hicieron crecer, un doctor Francisco Rodríguez, un doctor José Luis Zavala, un doctor Juan Abraham Bermúdez, un doctor Salinas, Carlos Pineda, René Andrade y entre otros eruditos que dieron luz al hospital y muchos más. Necesitaría horas para nombrar más; los que han dejado su vida en este hospital, como el doctor Francisco Vargas, el doctor Arvizuri, el doctor Villegas, infinidad de ellos que dieron su vida por el hospital”.