Personal médico de Morelia enfrenta desgaste crítico físico al ver cómo mueren muchos pacientes

Hay un desgaste emocional porque se mueren muchos pacientes, quienes a veces llegan en una condición regular y al día siguiente se están muriendo.

Foto: Especial.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A la par que el sector salud de Michoacán suma más de mil 100 casos de profesionales que resultaron positivos a la prueba de contagio del nuevo coronavirus (COVID-19), los directores de los principales hospitales de la capital manifestaron que sus trabajadores enfrentan desgaste crítico tanto físico como emocional tras cuatro meses de atender a pacientes hospitalizados y presenciar el fallecimiento de parte de ellos, mientras parte de la población aún sigue sin atender las medidas sanitarias básicas. 

En el marco del más reciente Consejo Estatal de Seguridad en Salud, Raúl Leal Cantú, director del Hospital General de Morelia Doctor Miguel Silva, expuso la situación de desgaste que observa actualmente entre el personal de salud pública, quienes se han mantenido en un trabajo exhaustivo durante los últimos cuatro meses, además de que han tenido un impacto emocional por el fallecimiento de pacientes que no llegaron a vencer a la enfermedad. 

PUBLICIDAD

“El desgaste que un paciente hospitalizado condiciona a la economía, a la salud, al personal médico, a los hospitales, es muy alto. Mi personal en esto momentos ya está en una situación crítica de atención, porque llevamos cuatro meses de atención muy exhaustiva a los pacientes; yo preferiría haber atendido 10 mil consultas en un mes que 100 consultas de COVID y el desgaste del personal es mucho mayor con esos 100 pacientes de COVID”. 

“Hay un desgaste emocional porque se mueren muchos pacientes, nos llegan los pacientes a veces en una condición regular y al día siguiente ya se están muriendo. Y estamos en un riesgo de desbordamiento, yo hoy tengo 60 pacientes y esos 60 pacientes crean un consumo enorme en un hospital como el de nosotros y que tenemos el riesgo de que si esto no se cuida se puede desbordar”, expresó Leal Cantú. 

PUBLICIDAD

Contenidos relacionados

No obstante, hizo mención de que se aplicaron pruebas para la detección de la enfermedad entre su personal, en tanto que los trabajadores que resultaron positivas eran asintomáticos, pero se les logró atender y aislar para que no contagiaran el virus. Si bien destacó que la suspensión de actividades del tianguis artesanal y otras actividades masivas ayudó al control de pandemia, consideró que deben emprenderse mayores acciones actualmente. 

El director del Hospital de la Mujer, Bernardino Alcaraz López, secundó la postura de Leal Cantú, al comentar que este centro es considerado como un espacio seguro y no enfocado a la atención del COVID-19, pero donde también se comienza a ver un reto en materia de salud pública por la atención a mujeres embarazadas contagiadas con esta enfermedad. 

“Me sumó a lo que el doctor Leal Cantú acaba de mencionar, por lo siguiente ¿Cómo nos veremos como estado a finales de año? En cuatro meses, el ‘burnout’ o desgaste en los profesionales de la salud ha impactado de forma trascendental, con esto debemos incrementar más las medidas de restricción. A final de cuentas, el hospital que más casos atiende de COVID es el Hospital Civil”. 

“El Hospital de la Mujer tiene la particularidad de que es un ‘Hospital Seguro’ y debería mantenerse así porque atendemos a parte de lo que representa una nueva generación de niños, de neonatos. Aunado a la crisis que tenemos con el COVID, tenemos crisis con el nacimiento de niños prematuros y por ende debemos de trabajar en esto”, expresó el director, en referencia a la cifra de dos mujeres embarazadas que fallecieron a causa del COVID-19.  

Enfermeras, las más contagiadas 

A su vez, el director de los servicios de salud de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), Carlos Ramos Esquivel, dio a conocer que hasta la fecha se han registrado mil 143 casos positivos del COVID-19 de personal de este sector, de los que 42 por ciento corresponde a hombres y cerca del 58 por ciento a mujeres y una de las profesiones con mayor número de contagios es la enfermería, en el que 436 personas han sido afectadas.

“Secretaria de Salud tiene 585 trabajadores de salud que en algún momento fueron positivos y varios de ellos recuperados; en el caso del IMSS, son 426; del ISSSTE, 94; 30 de unidades privadas; cinco de Sedena; uno de Semar y uno de una unidad municipal. El mayor número son enfermeras, 436 y posteriormente médicos y otros trabajadores de salud”. 

“Hay que mencionar que otros trabajadores de salud pueden ser administrativos, de servicios generales, camilleros de distintas áreas y que de gran parte de esos trabajadores el contagio no fue en las unidades de salud porque realmente tuvimos brotes en algunas comunidades, como Lázaro Cárdenas, Múgica y Apatzingán, donde había personal contagiado, pero fuera de las unidades”, ahondó el director.