Pese a los llamados de las autoridades, 25 mil migrantes vinieron al estado

El retorno migratorio disminuyó hasta en un 54%, el restante 46% desestimó los llamados de la autoridad estatal y vinieron de vacaciones

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Casi la mitad de los migrantes michoacanos que radican en los Estados Unidos de América y pretendía regresar a la entidad en esta temporada no escucharon el llamado de las autoridades sanitarias de México, en cuanto a no retornar para evitar los contagios durante el periodo vacacional que comprende la Semana Santa.

Cifras oficiales revelan que el retorno migratorio disminuyó hasta en un 54 por ciento, el restante 46 por ciento desestimaron a los llamados de la autoridad estatal y vinieron de vacaciones sin importar el riesgo de contagio. Esto significa más de 25 mil paisanos que desatendieron las medidas sanitarias y regresaron al país pese al peligro de contagio que representaba para sus familias y para ellos mismos.

PUBLICIDAD

Desde las primeras semanas de marzo, el gobernador Silvano Aureoles Conejo exhortó a que los migrantes michoacanos no retornaran a sus tierras por el alto riesgo de infección que prevalece por la contingencia, sobre todo en unas fechas que coincidían con el aumento desmedido de casos confirmados en Estados Unidos, incluyendo ciudades con gran presencia de michoacanos como lo son Nueva York, Chicago y Los Ángeles.

En entrevista para La Voz de Michoacán, José Luis Gutiérrez Pérez, titular de la Secretaría del Migrante reconoció que el fenómeno migratorio no se pudo frenar en su totalidad en el periodo vacacional que recién concluyó. Fueron un total de 20 mil migrantes los que retornaron enteré el 17 de marzo y el 17 de abril.

PUBLICIDAD

“Las familias siguen transitando entre México y Estados Unidos porque es parte de su dinámica diaria. Pero sí hubo una disminución importante de la cantidad de migrantes que retornaron. En la Meseta Purépecha por ejemplo hubo mucho migrante porque, hay muchos trabajadores temporales y no sabemos cuántos porque es algo que maneja e gobierno federal, y son personas que año con año se van y luego regresan porque los contratan por 6 meses. Es un arribo considerable de paisanos que se fueron por temporada únicamente”, manifestó.

Las autoridades sanitarias niegan haber detectado casos de migrantes en retorno que hubieran presentado casos sintomáticos de COVID-19 en los migrantes que retornaron o que pasaron tiempo en sus comunidades de origen. Si bien se instalaron filtros sanitarios en los límites territoriales de Michoacán y en los principales accesos de las ciudades, la capacidad para detectar casos asintomáticos es prácticamente nula y únicamente corresponde a labores informativas.

La semana que recién concluyó, colocó a los municipios de Morelia, Lázaro Cárdenas, Uruapan, la Piedad, Santa Ana Maya y Tzintzuntzan como los primeros lugares en la tasa de contagios. Coincidentemente, son las demarcaciones en donde se reciben la mayor cantidad de migrantes cada temporada vacacional.

A pesar de la falta de indicadores oficiales en cuanto a contagios de Michoacanos provenientes del país vecino del norte, hay indicios de la propagación del virus en zonas receptoras de migrantes en retorno como en los municipios anteriormente mencionados.

Durante el periodo vacacional comunidades de la Meseta Purépecha, el bajío Michoacano y los límites con Jalisco presentaron los primeros casos y hasta propagación de casos importantes como en el caso de Tzintzuntzan. En el mapa, se observan como puntos aislados de contagio que corresponden a las más elevadas tasas de contagio.

Uno de los puntos que preocupan es que a pesar de ella continencia al interior del estado y en Municipios de condiciones rurales siguen sin acatarse las medidas de sana distancia, la realización de eventos públicos, como fiestas, jaripeos, torneo de futbol y un sin número de eventos que ponen en riesgo a la población por el contagio.

Solo está semana se sumaron al menos 6 Municipios a la cifra de más de 39 demarcaciones que cuentan con casos confirmados del Corona Virus. Trascendió, según fuentes cercanas que en el caso de Apatzingán, se siguieron realizando reuniones, fiestas y se ha señalado que el primer caso podría está relacionado al retorno de migrantes.

El riesgo de importación de casos es bastante elevado. Estados Unidos se convirtió desde hace ya más de 10 días en el epicentro de la enfermedad con más de 800 mil contagios. Muchas de las regiones del país vecino del norte más afectado son en dónde residen la mayor cantidad de mexicanos y explícitamente, michoacanos.

El principal problema al que se enfrentan las demarcaciones, como en el caso de la meseta purépecha es a la falta de condiciones para atender el COVID 19. Asimismo, han tomado decisiones propias para garantizar la salud de sus ciudadanos.

Con base a lo anterior y según Información del Consejo Supremo Indígena en el estado, refiere que no han recibido apoyo médico ni de otros tipos en los 11 municipios que integran la Meseta. En fechas recientes médicos del Hospital del IMSS en Paracho denunciaron no contar con los insumos necesarios para protegerse a sí mismos de la enfermedad, y mucho menos, para garantizar la integridad y la salud de los pacientes que llegan con la enfermedad.