Hipersexualización y adicciones, problemáticas de la juventud michoacana

Héctor Jiménez / Arved Alcántara   Morelia, Michoacán. A pesar de la presencia de ciertas problemáticas, dentro de un balance general Michoacán tiene una juventud que va hacia lo saludable y en donde incluso algunas nuevas tendencias hacen referencia a hábitos más sanos y conductas más éticas. Sin embargo, es necesario reforzar la cultura de …

Foto: Adobe Stock. Michoacán ocupa el sexto puesto a nivel nacional por mayor número de embarazos en adolescentes.

Héctor Jiménez / Arved Alcántara

 

Morelia, Michoacán. A pesar de la presencia de ciertas problemáticas, dentro de un balance general Michoacán tiene una juventud que va hacia lo saludable y en donde incluso algunas nuevas tendencias hacen referencia a hábitos más sanos y conductas más éticas. Sin embargo, es necesario reforzar la cultura de la prevención y campañas en temas como el alcoholismo, la drogadicción, los embarazos adolescentes y la hipersexualización, además de poner mayor atención a medios como Internet y la propia música, pues están comenzando a moldear la forma de desenvolverse de las generaciones más jóvenes.

PUBLICIDAD

Así lo perciben tanto la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer), como el Instituto Nacional de Educación Médica Continua en Michoacán, que consideran que el caso de la entidad es similar en la mayoría del país. Advierten estos organismos que no hay que menospreciar los focos amarillos, pues persisten problemáticas añejas en las que, si bien se han tenido avances importantes, sigue estando presentes entre los jóvenes a pesar de la cantidad de información aparentemente bien dirigida sobre el caso, además de que aquella que consiguen por su propia cuenta vía redes sociales y los medios masivos.

De acuerdo con las cifras de la Seimujer y el Consejo Estatal de Población (Coespo), Michoacán ocupa el sexto puesto a nivel nacional por mayor número de embarazos en adolescentes, sólo detrás de Coahuila, Chiapas, Nayarit, Campeche y Puebla,además de que los jóvenes llegan a implementar un método anticonceptivo hasta después de cuatro años de ser sexualmente activos, en tanto que el primer contacto puede darse desde los 17 hasta cerca de los 11 años de edad.

PUBLICIDAD

El rango es de 15, 16 y 17 años, pero a nivel estatal también hay niñas de hasta 11 años teniendo relaciones, es igual en las zonas urbanas o rurales. En Michoacán la edad promedio para tener la primera relación sexual es a los 17 años, según el INEGI, pero eso no quiere decir que no existen las otras realidades”.

Para Elizabeth Juárez Cordero, directora del Coespo, este fenómeno debe ser abordado por los tres diferentes niveles de gobierno, pero con especial énfasis en el municipal, ya que es el que tiene un mayor contacto con la ciudadanía, cuyo proyecto de vida puede verse truncado por un embarazo no deseado.

Puede significar para un país, una entidad federativa, un municipio o una comunidad, los enclaves insuperables de la pobreza y la desigualdad, entre otras cosas, por la dificultad de las jóvenes de continuar en el sistema educativo, tener un mayor ingreso y con ello obstaculizar la movilidad económica, es decir, el dejar de ser pobres”, dijo.

La directora también precisó que Michoacán tiene una tasa de 79.3 embarazos adolescentes por cada 100 mil mujeres.

Máximo César Jiménez,presidente delInstituto Nacional de Educación Médica Continua en Michoacán, se expresa en un sentido similar: “es una realidad que todavía podemos decir que existe una juventud saludable en el país, pero problemas como embarazos adolescentes y adicciones, entre ellas al tabaco, alcohol y droga, siguen siendo focos amarillos”.

El médico señalaque ante los problemas que aquejan a la juventud, la prevención es vital para contribuir a reducir los casos de embarazo adolescente e infantil, así como el abuso de sustancias nocivas, “dos situaciones que laceran la salud de los jóvenes en el estado y en el país en general”.

Si bien las enfermedades infecciosas, de virus y bacterias e incluso hongos, se presentan con cierta regularidad entre la población joven, entre las que destacan infecciones de vías respiratorias, las situaciones preocupantes en cuestiones de salud de la población de entre 15 a 29 años son el embarazo adolescente y el aumento en el consumo de drogas.

De acuerdo con César Jiménez, ejercer la sexualidad a edades cada vez más cortas tiene una fuerte influencia en el acceso y la socialización de materiales con contenido sexual, pero que en gran medida no cuentan con la información adecuada, ni tampoco con la guía de cómo orientar dichos contenidos.

Los jóvenes tienen hoy en día conocimiento de las funciones sexuales, pero no es el adecuado, y esto abona al despertar sexual a una temprana edad y esto a su vez conlleva a un mal entendimiento de la función sexual”, explicó.

Esto a su vez tiene consecuencias directas en la salud, emocional y física de las jóvenes mujeres, y en este sentido indicó que en un primer momento “repercute de manera importante porque de ser niñas o jovencitas pasan a ser madres de otro infante, en muchas ocasiones no hay la madurez psicoemocional”, reconoció el galeno.

A lo anterior se suma la posibilidad de contraer una enfermedad de trasmisión sexual, ya que, sin la información correcta,los encuentros sexuales de los jovencitos son accidentados, muchas veces no incluyen preservativos, entonces puede ir desde una banal bacteria hasta adquirir el VIH.

Recordó que la gran influencia que tiene el Internet en las generaciones más jóvenes moldea la forma en la que se desenvuelven, y en opinión del doctor Jiménez “pueden llegar a un punto de aislamiento”, situación que consideró necesario controlar.

En necesario que madres y padres de familia se informen sobre estos temas, que los comuniquen y orienten a los jóvenes, sin tabú, como debe ser; lo más importante es que generen una comunicación fluida, e incluso pueden buscar la ayuda de algún médico para que les ayude con la orientación de salud”, expuso el galeno.

Estas mismas recomendaciones las extendió para el tema del consumo de drogas y sustancias embriagantes, otra situación que, a su vez, en Michoacán ha aumentado considerablemente, ya que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco de 2008 a 2016, la incidencia de consumo de drogas en general aumentó más del 70 por ciento en la población joven en el estado.

Específicamente el consumo de drogas ilegales aumentó del 4.3 al 9.0 por ciento en personas mayores de 12 años, donde la mariguana fue la sustancia más consumida.