La presencia de fuerzas armadas no ha disminuido los homicidios; en el discurso se asoman otras opciones 

Omar Curiz / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. La seguridad sigue siendo la mayor demanda de los michoacanos, en una entidad que en momentos pareciera que está asolada por la guerra de grupos criminales y donde las estrategias para atacar los homicidios dolosos no han rendido el fruto esperado. A meses de que …

Foto: Especial. El panorama que se vive en Michoacán representa un gran reto en materia de seguridad.

Omar Curiz / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. La seguridad sigue siendo la mayor demanda de los michoacanos, en una entidad que en momentos pareciera que está asolada por la guerra de grupos criminales y donde las estrategias para atacar los homicidios dolosos no han rendido el fruto esperado. A meses de que los gobiernos ejecutan en la entidad un plan concentrado en la presencia de fuerzas armadas, recientemente el discurso de la autoridad estatal dejó ver que comienza a extender la visión.

Los homicidios son uno de los principales flagelos de la entidad, delito que ha colocado a Michoacán en los primeros lugares con más casos en este año; tan solo en lo que va de agosto suman al menos 141 asesinatos en todo el estado.

De acuerdo con las recientes declaraciones del mandatario Silvano Aureoles sobre el tema, las posibles nuevas medidas que tome su administración -con ayuda del gobierno federal- serán enfocadas al tema preventivo, más que reactivo o de reforzamiento de los grupos de seguridad.

PUBLICIDAD

El gobernador dijo frente a los medios, el pasado lunes, que el presupuesto al combate y prevención de las adicciones debe ser proporcional a lo que se dedica a la parte correctiva y la parte coercitiva. Es decir, que la educación vaya a la par del reforzamiento de policías y otros cuerpo de seguridad.

 

También puedes leer: Chocan AMLO, Silvano y Peralta por autodefensas; mientras... 990 homicidios en Michoacán

 

En lugar de contratar más policías y comprar más vehículos, se debiera destinar más recurso a promover el deporte, la cultura,  el acompañamiento psicológico", expuso Aureoles Conejo.

Ello, luego de que el discurso y acción del Gobierno Estatal ha priorizado el tema del combate a la delincuencia con estrategias regionales, despliegues de elementos, reforzamiento y capacitación de los cuerpos de seguridad.

Entonces si el tema pretende concentrarse en integrar al sector educativo, giraría el escenario de estrategias que implica las siguientes cuestiones:

¿Cómo y quiénes capacitarían a los maestros del estado? ¿Integrarán nuevas materias?¿Cómo reforzarían la impartición del deporte y la cultura en las escuelas? ¿En que consiste el plan de combatir las adicciones y cómo se implementaría? Pero sobre todo, ¿de dónde saldrá el presupuesto para hacerlo?

Foto: Samuel Herrera Jr. El 26 de junio se anunció el reforzamiento de la estrategia de seguridad.

 

Las declaraciones de Aureoles conejo se dan en un momento en el que el estado de Michoacán es foco nacional e internacional por la violencia que se vive, en los ocho meses del actual gobierno federal Michoacán es el sexto estado con más homicidios, al registrar 990 casos.

Van 3 meses de que la estrategia de seguridad en Michoacán, coordinada con los diferentes niveles de gobierno, se intensificó en el estado; justamente debido a que los homicidios son cada vez más violentos y más frecuentes.

Ejemplo de ello, es el caso de Uruapan, en el que se asesinó a 19 personas, algunos cuerpos se dejaron desmembrados, otros se colgaron en un puente.

El inicio de la escalada de violencia en la entidad, y el sello sanguinario en los crímenes fue el 30 de abril, en la capital michoacana, cuando al menos cuatro cadáveres fueron hallados en Morelia; dos presentaban impacto de bala, mientras que el resto fueron encontrados descuartizados, en bolsas de plásticos y con mensajes firmados por el Cartel de Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo a los primeros reportes eran 6 o más los cuerpos encontrados, pero, la Fiscalía aclaró que sólo eran 4, pero que algunos miembros amputados habían sido repartidos en otras colonias.

El 17 de julio, Morelia volvió a vivir uno de los días más violentos. De los 6 homicidios registrados ese día, cinco casos registran huellas de violencia, los cuerpos fueron encontrados maniatados y con impactos de arma de fuego.

Morelia y Uruapan son llos municipios michoacanos con más homicidios en lo que va de este año.

Gobierno estatal "muestra músculo"

Tras los mencionados hechos violentos de finales de abril en Morelia, el 3 de mayo, el gobernador Silvano Aureoles Conejo anunció el arranque de la estrategia de seguridad de Morelia.

El crimen no nos va a sorprender y no tienen mayor capacidad que el estado, no nos van a doblegar porque vamos coordinados para hacerles frente", aseveró .

El gobernador desde la Avenida Madero, justo a fuera de la Catedral, dijo que han sido varios los encuentros, para estudiar la situación de de inseguridad que vive la capital michoacana, con las autoridades municipales y federales.

El 26 de junio, fue uno de los operativos más llamativos, justamente como contraparte a la ola de violencia que marcó al mes de junio como el mes con más homicidios en Michoacán.

En el evento de Gobierno Estatal el 26 de junio se entregaron 100 patrullas nuevas y se anunció el reforzamiento del plan integral de seguridad.

Foto: Gobierno de Michoacán. Enregaron 100 patrullas nuevas el 26 de junio.

 

Justo en el mes de junio las víctimas de homicidios dolosos en el estado van al alza. Junio, terminó como el mes más violento de 2019, al registrar al menos 175 personas asesinadas, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los homicidios se registraron principalmente en Morelia, Uruapan y Zamora y a diferencia de otros meses, en junio no hubo días limpios, es decir, que a diario hubo más de un homicidio y hubo días en los que se alcanzaron hasta 11 asesinatos.

De acuerdo a las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo, hubo 136 muertes violentas en enero, 148 en febrero, 117 en marzo, 113 en abril y 139 en mayo.

En ese contexto fue que se vivió  la Segunda Fase del Plan Integral para la Seguridad y la Paz, en Michaocán, y el discurso de Silvano Aureoles se centró en combatir al crimen con la coordinación de elementos y los operativos conjuntos.

El crimen no nos va a sorprender y no tienen mayor capacidad que el estado, no nos van a doblegar porque vamos coordinados para hacerles frente".

Foto: La Voz de Michoacán. La alcaldesa Adriana Campos , en entrega de patrullas.

Desde hace tres meses el gobernador y otras autoridades de Seguridad "mostraron músculo" con caravanas conformadas con patrullas y elementos del Ejército, La Marina y la Policía Michoacán.

El gobernador y su gabinete de seguridad han acudido al menos una vez por semana a distintos municipios para reuniones de seguridad, y en más de cinco ocasiones se ha hecho entrega de patrullas.

Guardia Nacional ¿ha hecho algún cambio?

Los primeros elementos de la Guardia Nacional llegaron a Michoacán el 2 de julio y desde entonces su operación en la entidad ha sido polémica: al principio sus labores eran de proximidad social, con lo que se limitaban a patrullar e inspeccionar vehículos, lo cual fue señalado como violatorio de derechos humanos por el titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Serrato Lozano.

Sin unidades oficiales ni un espacio físico para que ocuparan sus integrantes, la naciente corporación de seguridad aumentó su presencia en el estado, ante lo cual el gobierno del estado evidenció que ni la entidad ni el municipio de Morelia contaban con recursos para la operatividad de los elementos, pues estos llegaron sin viáticos ni herramientas para realizar tareas de seguridad.

Después el conflicto fue definir cuáles tareas le correspondían a las policías municipal y estatal, así como a los integrantes de la Guardia Nacional, reclamo que llegó hasta el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, luego de que varios mandatarios, incluido el de Michoacán, Silvano Aureoles, expusieran dicha inquietud durante una reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Fuera de la forma, la duda era el fondo: es decir, si habría una “caza” o una guerra contra el narcotráfico, lo cual fue rechazado por el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, quien dejó en claro que no repetiría la fórmula de Calderón y que a través de programas de ayuda social se pacificaría al país, pues se estarían atacando las causas de la violencia.

 

También puedes leer: «No caeré en la trampa de declarar la guerra al narco, sigue misma estrategia», dice AMLO tras caso Uruapan

 

Sin embargo, los resultados son prácticamente nulos en lo que refiere a homicidios dolosos. La presencia de miles de elementos no ha funcionado y los programas de bienestar –de tener algún tipo de impacto-, se proyectarían a largo plazo.

La masacre ocurrida en Uruapan el pasado 8 de agosto, cuando 19 cuerpos fueron abandonados en distintos tramos del boulevard Industrial –unos colgados, otros descuartizados y unos más con impactos de bala-, dejó en evidencia la guerra que disputan los grupos del crimen organizado en territorio michoacano.

Tanto el fiscal general del estado, Adrián López Solís, como el secretario federal de Seguridad, Alfonzo Durazo, confirmaron que el multihomicidio estaba relacionado con la disputa de bandas delincuenciales, pero hasta la fecha no se han dado a conocer detenciones relacionadas con el caso.

Tras el sangriento crimen, el ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, señaló que Michoacán está igual o peor con la Guardia Nacional.

“Michoacán enfrenta día a día ejecuciones, asesinatos y sea motivo o no de enfrentamientos entre grupos criminales, la verdad es que constitucionalmente hay autoridades que están fallando en su tarea, sobre todo las autoridades de carácter federal, como lo es la propia Guardia Nacional”, señaló en ese entonces.

Serrato Lozano puso en duda que las autoridades federales cuenten con una verdadera estrategia para atender el problema de seguridad de la entidad, y señaló una fuerte ausencia de representantes federales en el estado cuando ocurren hechos de este tipo.

 

¿Funciona la estrategia?

 

Aunque la Guardia Nacional comenzó a operar en ocho estados del país considerados los más afectados por la violencia generada por la disputa entre grupos criminales, en ellos Michoacán, hasta ahora la entidad permanece entre los primeros lugares del país como más asesinatos.

De acuerdo con el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los ocho meses del actual gobierno federal Michoacán es el sexto estado con más homicidios, al registrar 990.

Ante tal escenario, la pregunta de autoridades y ciudadanos es si la presencia militar y policial basta para atacar la extrema violencia.

El discurso del gobernador Silvano Aureoles Conejo deja ver apenas que ya se contemplan otras maneras de atacar este mal: La educación. Una reforzada educación que robustece los pilares del deporte y la cultura.

Sin embargo, habría la necesidad de replantear el plan educativo, capacitar a maestros, nuevas contrataciones de nuevos perfiles, adecuar instalaciones y sobre todo los giros intelectuales y de comprensión en el contenido que se enseñará a los alumnos.