Áñez ajustará su gabinete con miras a elecciones en Bolivia

A dos meses y quince días de gobierno, Áñez anunció su candidatura y, con ello, el escenario político cambió. Desde entonces se ha topado con detractores, entre ellos, su ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, quien renunció el domingo.

Foto: AP. La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, sonríe durante una ceremonia para anunciar su nominación como candidata presidencial.

AP / La Voz de Michoacán


Bolivia. La turbulencia política continuaba el lunes en Bolivia luego de que la presidenta interina Jeanine Áñez anunciara la víspera que ajustaría su gabinete ministerial rumbo a las elecciones del 3 mayo, en las que participará a pesar de las críticas.

A dos meses y quince días de gobierno, Áñez anunció su candidatura y, con ello, el escenario político cambió. Desde entonces se ha topado con detractores, entre ellos, su ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, quien renunció el domingo.

Lizárraga cuestionó que la mandataria repita la política del expresidente Evo Morales, quien se postuló cuatro veces para perpetuar su mandato de manera consecutiva.

PUBLICIDAD

Cuando la presidenta afirmó que reformularía su gabinete --argumentando que el 3 de febrero cierra el plazo para inscribir candidatos y que todos tiene derechos a postularse--, las reacciones no se hicieron esperar.

“Ella va a decidir quién continúa acompañando y quien no”, dijo en conferencia de prensa el lunes el ministro de la Presidencia, Yerko Nuñez. Además, aseguró que la gobernante cambió de posición debido a que no logró consolidar alianzas con los otros frentes.

PUBLICIDAD

El sábado, las fuerzas políticas tropezaron en sus intentos de lograr la unidad e inscribieron a cinco alianzas, entre ellas la de la presidenta, para enfrentar a los candidatos de Morales.

No se ha logrado la unidad, pero tampoco se puede forzar. Lo que sí me parece es que esto perjudica a la oposición, porque tiene varias opciones que apuntan a canalizar el voto contra Evo Morales”, dijo a The Associated Press la analista política María Teresa Zegada.

Agregó que la situación “debilita a su gobierno” y pone en riesgo e incertidumbre las elecciones.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, garantizó en conferencia de prensa la imparcialidad de las elecciones y dijo que al recibir oficialmente los nombres de los candidatos se haría un análisis para si todos cumplen los requisitos.

El fin de semana, el diario Pagina 7 sacó una encuesta de la empresa Mercados y Muestras antes de que se dieran a conocer las primeras postulaciones. El sondeo, que tiene un margen de error de 3,47 puntos porcentuales, señala que Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales, tiene actualmente un apoyo de 26%, mientras que los frentes del expresidente Carlos Mesa y el exlíder cívico Luis Fernando Camacho tienen 17% por separado. Áñez sólo alcanza un 12%.

Según Zegada, el MAS mantiene un voto de apoyo duro sin importar el frente que tenga. Aclaró que para la oposición se pone más difícil porque para ganar en primera vuelta necesitarían obtener más del 40% de los votos o al menos una diferencia de 10 puntos.

Para el analista político Israel Quino, la postulación de Áñez ha traído decepción, pero aún podría irse por la puerta grande y entregar la presidencia a un nuevo gobierno.

“Tiene el derecho a postular, pero no era su tiempo”, dijo a la televisora TVU.