Cantos militares colombianos causan indignación; incitan a la violencia contra la mujer

Diversas organizaciones han exigido al Batallón Ayacucho, en Manizales, que pida disculpas públicas por algunas frases que entonan los soldados durante sus jornadas de entrenamiento, los cuales, se presume, reproducen discursos de odio, misoginia y machismo.

Foto: Twitter.

Agencias / La Voz de Michoacán

Colombia. "Cuando se muera mi suegra / que la entierren boca abajo / por si se quiere salir / que se vaya más abajo. / Con los huesos de mi suegra / voy a hacer una escalera / pa´ bajar a su tumba / y patear su calavera", son algunas frases que contiene la canción entonada por soldados del batallón Ayacuchó, en una de sus jornadas de entrenamiento y la cual ha generado indignación.

El tema resaltó a través de una columna de opinión por Adriana Villegas en el diario La Patria, el cual desató una polémica en Manizales, en el estado colombiano de Caldas.

PUBLICIDAD

"Un minuto antes de morir / Escuché la voz de mi novia / Que con voz de perra me decía /Si te mueres se lo doy al policía. Porque yo soy, ja, soy, ja, el vampiro negro / Yo nunca tuve madre, ni nunca la tendré / Si alguna vez yo tuve, con mis manos la ahorqué. / Yo nunca tuve novia, ni nunca la tendré, / Si alguna vez yo tuve, los ojos le saqué.

Contenidos relacionados

Cuando se muera mi suegra / que la entierren boca abajo / por si se quiere salir / que se vaya más abajo. / Con los huesos de mi suegra / voy a hacer una escalera / pa´ bajar a su tumba / y patear su calavera. / Con los pelos de mi suegra / voy a hacer un estropajo / pa´tallarle a su hija / el ombligo y más abajo", dicta el canto.

PUBLICIDAD

El Bloque Feminista de Manizales rechazó esta práctica que “sigue violentando los derechos del pueblo”; es un acto de violencia simbólica contra las mujeres. Por ello, exigieron una respuesta del Batallón Ayacucho y la prohibición de estas consignas. También, hicieron énfasis en los problemas estructurales de lo que llamaron las “fuerzas represivas del Estado”, que, según el colectivo, justifican los actos de abuso cuando aseguran que los hechos deben individualizarse sin juzgar a todos sus miembros.

Por su parte, el diputado de Caldas, Juan Sebastián Gómez, realizó la proposición de pedir que desde el Batallón Ayacucho se den disculpas públicas a la comunidad por estas palabras. Esta solicitud fue aprobada por unanimidad en la corporación.

La Asamblea elevará una comunicación al comandante del Batallón Ayacucho, expresando rotundo rechazo al lenguaje motivacional utilizado para alentar los soldados, al igual que solicitando al Batallón Ayacucho retractarse públicamente del lenguaje inapropiado.

EL TIEMPO buscó la reacción del comandante de este batallón, sin embargo, su jefatura de prensa sostuvo que por el momento no se referirán al tema.

Es de anotar que estos cantos no son exclusivos del Batallón Ayacucho, sino usados en las diferentes bases militares del Ejército Nacional.

Con información de Infobae.