Deja procurador en Texas caso contra pandilla por temor a represalias

Notimex / La Voz de Michoacán Dallas, 2 Abr.- Un subprocurador federal en el distrito sureste de Texas notificó hoy que dejará un caso que involucra a los miembros de la pandilla supremacista Hermandad Aria de Texas, por «motivos de seguridad». PUBLICIDAD Jay Hileman, asistente en la Oficina del Procurador Federal del Distrito Sureste de …

fiscaltexas

Notimex / La Voz de Michoacán
Dallas, 2 Abr.- Un subprocurador federal en el distrito sureste de Texas notificó hoy que dejará un caso que involucra a los miembros de la pandilla supremacista Hermandad Aria de Texas, por "motivos de seguridad".

PUBLICIDAD

Jay Hileman, asistente en la Oficina del Procurador Federal del Distrito Sureste de Texas, con sede en Houston, notificó hoy martes en un correo electrónico a los abogados defensores de los pandilleros acusados, que se retiraba del caso.

Richard O. Ely, abogado defensor de uno de los acusados, mostró a la prensa el correo que recibió de Hileman notificando su retiro como fiscal del caso.

La abogada Katherine Scardino también recibió el correo electrónico de Hileman.

PUBLICIDAD

"Él envió el correo electrónico a todos los abogados que representan a alguno de los acusados en el caso federal contra la ´Hermandad Aria´", dijo Scardino,

Pero Ángela Dodge, vocera de la Oficina del Procurador, se negó a confirmar si Hileman dejó el caso.

"El caso está actualmente en proceso y seguirá siendo trabajado por la Oficina del Procurador Federal para el Distrito Sur de Texas en colaboración con el Departamento de la División de Justicia Criminal", dijo Dodge en un correo electrónico.

El hecho se da dos días después de que el procurador del Condado de Kaufman, Mike McLelland y su esposa fueran asesinados a tiros en su casa.

Las autoridades investigan si los pandilleros supremacistas blancos pudieran estar detrás de una reciente ola de violencia dirigida a matar a procuradores.

McLelland y su esposa fueron muertos dos meses después de que su subalterno, el sub procurador del condado de Kaufman, Mark Hasse, fuera asesinado también a tiros el pasado 31 de enero.

De igual forma, el pasado 20 de marzo, el director de prisiones de Colorado, Tom Clements, fue muerto a tiros en la puerta principal de su domicilio en un suburbio al sur de Denver.

Dos días después del homicidio, Evan Evel, integrante de una pandilla supremacista, distinta a la de la ´Hermandad Aria´, fue ligado con el asesinato al morir en una balacera con agentes del sheriff de un condado del norte de Texas.

Las autoridades encontraron en el automóvil de Evel suficientes evidencias para determinar que él fue el homicida de Clemens.

La Hermandad Aria de Texas había amenazado a las autoridades de distintas jurisdicciones de la entidad, luego de que en noviembre pasado fueran detenidos un total de 34 integrantes de esa pandilla supremacista en varias ciudades.

El grupo de pandilleros fue acusado de conspirar para participar en una empresa criminal organizada.

El subprocurador Hileman estaba a cargo de defender la acusación ante una Corte Federal en Houston.

Diez de los pandilleros enlistados en la acusación son responsabilizados de delito de homicidio capital, elegible para la pena de muerte y los otros 24 de cargos que los podrían conducir a una sentencia de cadena perpetua.

De acuerdo a autoridades federales, la Hermandad Aria de Texas trafica drogas y practica la extorsión y "la violencia extrema" y las amenazas de violencia para mantener la disciplina interna y tomar represalias contra quienes creen que apoyan a la policía.

La pandilla, en la que sólo se admiten miembros de origen anglosajón, opera dentro y fuera de las prisiones a lo largo de Texas y otras partes de Estados Unidos, desde hace cuando menos 30 años.