El retorno a clases en Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez Después de las fiestas decembrinas y de año nuevo, el retorno a clases en la entidad del lunes pasado estuvo pletórico de incidencias que reflejaron fielmente en las aulas la convulsa situación socioeconómica y política por la que atravesamos. Esta situación resultaba previsible, dado que durante el periodo vacacional no cejaron …

Horacio Erik Avilés Martínez

Después de las fiestas decembrinas y de año nuevo, el retorno a clases en la entidad del lunes pasado estuvo pletórico de incidencias que reflejaron fielmente en las aulas la convulsa situación socioeconómica y política por la que atravesamos. Esta situación resultaba previsible, dado que durante el periodo vacacional no cejaron las noticias relativas a la innegable crisis financiera en que se encuentra sumida la educación michoacana, donde actores sindicales y gubernamentales establecieron posturas, realizaron gestiones, a la vez que acciones de movilización en torno a exigir el pago de los salarios y prestaciones de los trabajadores de la educación, ya devengados, pero sin que se les hubiese contemplado suficiencia presupuestal.

Por parte de la autoridad educativa estatal se anunció que el retorno a clases en la entidad fue exitoso, ya que la gran mayoría de los planteles reanudaron labores, lo cual fue verídico en lo general, pero con situaciones coyunturales que empañaron la reanudación del Ciclo Escolar 2018-2019, tales como la falta de pago de salarios y prestaciones a los trabajadores de la educación en el estado, así como el desabasto de gasolina, temas que  a su vez generaron consecuencias que también impactaron en la regularidad de la educación estatal.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, dada la situación de impago a los trabajadores de la educación, se posibilitó el lanzamiento del paro indefinido, por parte de la Sección XVIII de la CNTE, el cual desde su anuncio tiene escasas expectativas de generalizarse en todas las escuelas de educación básica de la entidad, aunque es innegable que afecta a un porcentaje del sistema educativo estatal. Asimismo, bajo ese ápice, se da el llamado a no laborar de parte de la D-III-6.

Por otra parte, la crisis por desabasto de gasolina amenaza con afectar al sistema educativo estatal, ante lo cual reacciona la Secretaría de Educación en el Estado, con una circular firmada por el Mtro. Alberto Frutis Solís, Secretario de Educación en el Estado, donde se invita a las escuelas públicas y privadas michoacanas a la solidaridad con los estudiantes, maestros y padres de familia para flexibilizar el proceso de aprendizaje, ante lo cual ha habido una respuesta favorable en lo general. Más aún, el Ing. Silvano Aureoles Conejo, Gobernador del Estado declara que se está contemplando la posibilidad de suspender labores educativas en la entidad ante el desabasto de gasolina, lo cual es una amenaza latente, a pesar de que la gran mayoría de los estudiantes acuden de forma distinta al vehículo particular o al transporte público impulsado por gasolina. Darse cuenta de que colapsar al sistema educativo de un territorio implica el fracaso de su sociedad debe de ser un lindero irreductible que no se debe transgredir, por lo que se deben tomar las medidas al nivel que corresponda para que se evite una catástrofe social de tal magnitud.

PUBLICIDAD

Por otra parte, en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el nombramiento del Dr. Raúl Cárdenas como rector de la mencionada casa de estudios parece que abonó a flexibilizar la postura de los grupos sindicales, ya que se pospuso el emplazamiento a huelga que realizó el SUEUM. Sin embargo, los retos son mayúsculos, especialmente en materia del rediseño estructural que requiere en lo normativo, operativo, financiero y en recursos humanos la UMSNH, sin perder su identidad, su autonomía y su carácter de garante de la ciencia y del pensamiento crítico, así como forjadora de ciudadanos. Sin embargo, los nubarrones financieros y políticos no parece que se retirarán en el corto plazo del horizonte nicolaíta.

Paralelamente, es un paso importante el que se haya dado finalmente la instalación de la mesa de trabajo entre el gobierno federal y estatal para resolver la situación de la crisis financiera de la educación estatal, lo cual incluye el análisis de la línea de acción planteada por el gobierno de Michoacán que implicaría la federalización de la nómina magisterial, de la cual habrá que esperar mayores noticias, ya que la mera realización de reuniones no determina la incidencia en favor de los maestros y estudiantes.

Más allá de las situaciones específicas ya señaladas que marcaron este retorno a clases en la entidad, esperemos que este sea un mejor año para que todos nos comprometamos para que los michoacanos de alguna manera estemos, aprendamos y participemos en la escuela y que la falta de recursos, la corrupción y la impunidad dejen de afectar el aprendizaje de nuestros hijos.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles