Declaran emergencia sanitaria en México por COVID-19; suman 1,094 contagios y 28 muertes

La suspensión de actividades no esenciales se extiende hasta el 30 de abril, informó el subsecretario Hugo López-Gatell.

Foto: Cortesía.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Con 10 muertes en las últimas 24 horas, en México suman ya 28 fallecimientos y mil 094 contagios por COVID-19, con lo que el gobierno federal declaró emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor a la epidemia por virus Sars-CoV 2, anunció el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que la primera medida será una ampliación de la suspensión de actividades no esenciales hasta el 30 de abril para disminuir la velocidad de infecciones por coronavirus.

PUBLICIDAD

Los casos confirmados en el país ya rebasan el millar: son 1,094 contagios, es decir, 101 más que ayer domingo, de acuerdo con el reporte presentado por autoridades de la Secretaría de Salud federal (SSa).

Los casos sospechosos aumentaron a 2 mil 752 y los negativos son 5 mil 635. La Ciudad de México y el Estado de México son las entidades con más casos, con más de 100, mientras que Jalisco, Nuevo León y Puebla tienen entre 51 y 100; el resto de los estados registra menos de 50 casos.

PUBLICIDAD

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud recalcó que la declaratoria de emergencia sanitaria no significa un estado de excepción, sino que implica mayor efectividad y coordinación gubernamental entre las distintas instancias federales para sumar esfuerzos en el combate a la pandemia.

Descartó medidas como toques de queda, como ha trascendido en internet, y llamó al sector privado a sumarse para evitar la propagación de contagios.

Contenidos relacionados

El secretario de Relaciones Exteriores informó que la declaratoria de emergencia se da tras los acuerdos del Consejo de Salubridad General, que es la autoridad sanitaria responsable de elaborar las políticas y acciones públicas para atender la pandemia en el país.

Entre las medidas que se anunciaron están:

• Suspensión de 30 marzo al 30 de abril actividades no esenciales de los sectores público, privado y social. Las que son esenciales se dividen en grupos: salud; seguridad pública y procuración de justicia; sectores esenciales para la economía, que se detallarán mañana; personal federal de programas públicos (aunque reducido en oficinas accesorias) y personal encargado de mantener la infraestructura y funcionamiento de servicios críticos (agua, luz, comunicaciones).
• No se realizarán reuniones o asambleas de más de 50 personas.
• Cumplir el resguardo domiciliario, limitación voluntaria de movilidad, que se aplica de manera estricta a personas mayores de 60 o con enfermedades que los vuelven vulnerables al COVID-19.
• El personal esencial de interés público podrá ir de manera voluntaria a trabajar.
• Una vez que pase la contingencia, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en coordinación con la Secretaría de Economía, darán la pauta para que las actividades regresen a su normalidad de manera escalonada.
• Postergar hasta nuevo aviso los censos y encuestas.
• Todas las medidas se tienen que respetar con debido apego a los derechos humanos.