EPN y Calderón deben comparecer, dice AMLO; apoya que se beneficie a Lozoya como testigo protegido

El extitular de Pemex tiene que probar sus acusaciones contra los expresidentes, servidores públicos y legisladores, señaló el presidente de México.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Si existe una denuncia formal por posibles actos de corrupción, los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón deben declarar, “no hay de otra”, consideró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

López Obrador se mostró a favor de que se otorguen beneficios a quienes aporten información con pruebas fehacientes, como en el caso Emilio Lozoya, quien llegó a un acuerdo con la Fiscalía para ser testigo colaborador a fin de que informe sobre ilícitos cometidos no solo en la pasada administración, también en la de Calderón.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el mandatario nacional consideró que quien lleve a cabo una acusación, tiene que presentar pruebas, pues sin ellas, no hay “valor legal, social y moral”.

“Que sean citados a declarar y que el señor Lozoya presente las pruebas, porque presentó una denuncia y está obligado a probar”.

PUBLICIDAD

Según el titular del Ejecutivo nacional la acusación implica a los dos expresidentes, servidores públicos, un diputado y 5 o 6 senadores.

Ayer, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), anunció que Emilio Lozoya señaló de manera formal a Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray de utilizar 100 millones de pesos (4,4 millones de dólares) del caso Odebrecht para contratar asesores internacionales en la campaña presidencial de 2012.

Contenidos relacionados

"El que después fue presidente (Peña Nieto) y su secretario de Hacienda (Videgaray) son las personas que este individuo que está presentando la denuncia señala que fueron los que le ordenaron que ese dinero fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros", subrayó el fiscal.

Además, EPN y Videgaray habrían destinado 120 millones de pesos para comprar el voto de cinco senadores y un diputado a favor de la reforma energética que abrió el sector a la inversión privada en el 2013.

“No puedo convertirme en encubridor, en cómplice, doy mi opinión, creo que lo mejor que la gente sepa qué sucedió, que la gente decida si se juzga a los expresidentes”, sentenció AMLO.