Tras asesinato de sus padres, arman a 19 niños para enfrentar a criminales en Guerrero

La semana pasada 10 músicos fueron asesinados y quemados en una comunidad de Guerrero; hoy, sus hijos se unieron a la Policía Comunitaria para combatir a los responsables

Foto: La Voz de Michoacán.

Redacción / La Voz de Michoacán

Alcozacán, Guerrero. Hoy 19 niños se adhirieron oficialmente a las filas de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF), en contra del grupo criminal denominado Los Ardillos, que sería responsable de la muerte de sus padres, 10 músicos que fueron asesinados el pasado viernes.

Este miércoles, los pequeños de entre 8 y 14 años de edad participaron en un evento en el que fueron presentados como miembros de esta organización comunitaria.

PUBLICIDAD

Son parte de los 23 infantes que quedaron huérfanos tras el asesinato de sus padres a manos de al menos seis integrantes de Los Ardillos, lo cual fue confirmado este mismo día por el Fiscal del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

Foto: La Voz de Michoacán.

En el mitin realizado hoy en Alcozacán, miembros de la CRAC reclamaron al presidente de la República el abandono en que tiene a estos pueblos de la zona colindante entre Chilapa, José Joaquín de Herrera y Quechultenango, donde afirman que llevan mucho tiempo sometidos por Los Ardillos.

PUBLICIDAD

El consejero de la CRAC-PF, Bernardino Sánchez Luna, señaló que se capacitó a los menores para la defensa de sus familiares y pueblos ante la inacción de las autoridades y el embate del grupo delictivo, que los ha acosado en las 16 comunidades del territorio comunitario de la organización.

En la comunidad de Alcozacán, donde se realizó un desfile para presentar a los niños, se encuentra un bloqueo desde hace 6 días, cuando fueron asesinados 10 músicos.

Las víctimas eran integrantes del grupo musical Sensación y fueron atacadas la mañana del viernes en la comunidad de Mexcalzingo, en el municipio de Chilapa de Álvarez.

Contenidos relacionados

De acuerdo a un relato de los integrantes de la CRAC, el jueves de enero los 10 músicos salieron en dos camionetas de su comunidad Alcozacan para tocar en la localidad de Tlayelpan, ambas en Chilapa.

El viernes17, alrededor de las 11:00 horas, cuando regresaban de tocar, hombres armados los detuvieron en un retén que tenían instalado sobre la carretera a la altura de la comunidad de Mexcalzingo. Según el relato, los armados primero quemaron las dos camionetas y después los asesinaron.

Los integrantes de la policía comunitaria identificaron a las 10 víctimas como: José Julio de 37 años; Crescenciano de 37; Israel de 24; Antonio de 24; Cándido de 20; Lorenzo de 32; Juan Joaquín de 42; Marco de 36: Regino e Israel de 15.

Foto: La Voz de Michoacán.

Uno de los integrantes de la CRAC informó que bloquearon la carretera que comunica a los municipios de José Joaquín Herrera con Chilapa, para impedir que el Servicio Médico Forense (Semefo) traslade los cuerpos a Chilpancingo.

"Nos están pidiendo que no los dejemos pasar porque después es más caro ir por los cuerpos hasta Chilpancingo", refirió.

La Fiscalía General del Estado confirmó los hechos y dijo que los diez músicos fueron hallados quemados dentro de una camioneta.

Desde hace más de cuatro años, en Chilapa se mantiene una confrontación entre la Policía Comunitaria y Los Ardillos.

Esta disputa ha provocado decenas de asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzados.

Desde hace un año están desaparecidos 12 integrantes de una familia que, según los integrantes de la CRAC, fueron privados de la libertad por Los Ardillos.

Con información de El Universal