AMLO dijo que no habría cacería de corruptos, pero poco a poco caen piezas intocables de EPN

Redacción / La Voz de Michoacán Ciudad de México. Como si fuera un juego de ajedrez, una a una, las piezas claves y cercanas del que fuera el gabinete del expresidente de México, Enrique Peña Nieto están siendo investigadas, incluso detenidas, por estar inmiscuidas en delitos como lavado de dinero, desfalco, entre otros. El presidente …

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Como si fuera un juego de ajedrez, una a una, las piezas claves y cercanas del que fuera el gabinete del expresidente de México, Enrique Peña Nieto están siendo investigadas, incluso detenidas, por estar inmiscuidas en delitos como lavado de dinero, desfalco, entre otros.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha reiterado desde tiempos de campaña que los actos de corrupción no estarían permitidos durante su gobierno y que "si no había presidente corrupto, no podía haber corrupción" en la cadena política. Sin embargo, estas declaraciones causaron polémica cuando el mandatario dijo -en tiempos de campaña-  que de ganar los comicios del 1 de julio "no perseguirá a sus rivales políticos, e incluso, podrán realizar negocios dentro de la ley".

PUBLICIDAD

Va a haber garantías para que no sean perseguidos, no somos rencorosos. Van a poder actuar con absoluta libertad, incluso hacer negocios lícitos. Va a haber un auténtico Estado de Derecho”, aseguró .

 

PUBLICIDAD

Esta polémica tomo fuerza con el caso de expresidentes del país, desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña Nieto, pues medios y las tendencias en redes sociales presionaban al presidente cuestionándolo si habría investigación para estos funcionarios.

López Obrador dijo que sometería a consulta ciudadana si sometía a juicio o no a expresidentes. Pero en Marzo de este año, ya en la silla presidencial, dijo que no habría estas consultas hasta que se logre la reforma al artículo 35, que permita las consultas ciudadanas y que estas sean vinculatorias.

De acuerdo con el debate que generan las redes sociales, se discutía que el presidente no tomaría acciones contra funcionarios acusados de lavado de dinero y otros delitos. Sin embargo, acciones inéditas y sin anunciar comenzaron a tomarse contra personajes muy cercanos al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y que eran brazo derecho de Peña Nieto.

Uno de los primeros personajes de los que se evidenció que se tomaba algún tipo de acciones, fue el poderoso líder sindical de Pemex, Carlos Romero Deschamps, a quién el Servicio e Administración Tributaria (SAT) investiga las declaraciones fiscales por supuesta evasión de impuestos pero hasta ahora ni sus cuentas ni las de su familia han sido bloqueadas.

Pese a que en muchos casos López Obrador ha manifestado que él no tiene nada que ver y atribuye las acciones a la Fiscalía General de la República  (FGR), se puede decir que su gobierno de manera discreta y por debajo de la mesa, sí tiene en la mira a políticos involucrados en actos de corrupción en antiguos sexenios.

Es sabido que Enrique Peña Nieto se encuentra fuera de México y que no planea pisar tierras aztecas a corto plazo.

Los personajes que actualmente están en el ojo del huracán son: 

Rosario Robles envuelta en la “estafa maestra”

 

La Fiscalía General de la República (FGR) pidió a un juez federal vincular a proceso a Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano durante la administración de Enrique Peña Nieto, por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

El pasado 25 de julio la FGR solicitó a un juez de control adscrito al Reclusorio Sur de la Ciudad de México una audiencia inicial para imputar y vincular a proceso a Robles, quien también fue titular de la Secretaría de Desarrollo Social.

Con dicha acusación, confirmaros fuentes judiciales, la FGR busca que Robles sea vinculada a proceso por el caso de la llamada "Estafa Maestra", en el que presumiblemente se desviaron alrededor de 400 millones de dólares del erario, por medio de empresas fantasma, varias dependencias del gobierno federal y universidades públicas.

Robles encabezó la Sedesol, cuando se entregaron 2 mil 224 millones de pesos a universidades para hacer servicios para la Cruzada Nacional contra el Hambre entre 2013 y 2014 y que no se cumplieron. Luego, cuando la funcionaria pasó a la Sedatu, el esquema volvió a repetirse con otras universidades, según documentó la Auditoría Superior en la Cuenta Pública de 2016.

La verdad detrás de la sonrisa de Duarte

 

Javier Duarte, ex Gobernador  de Veracruz (2010-2016) y quien cumple una condena de nueve años de cárcel por corrupción, afirmó poseer información privilegiada sobre altos funcionarios del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, la cual -según él- podría ser de utilidad para diversas investigaciones que realiza la Fiscalía General de la República (FGR).

Según las revisiones hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), los desvíos son “históricos” sino pues podrían superar los 60 mil millones de pesos.

El político fue capturado el 15 de abril de 2017 en Guatemala, donde se encontraba prófugo de la justicia desde octubre de 2016 cuando la Fiscalía mexicana dio a conocer que había emitido una orden de aprehensión en su contra.

Tres meses después de su detención fue extraditado a México. Entre las pruebas que ha presentado el ministerio público obran escrituras públicas de los bienes asegurados, como ranchos, predios rústicos, terrenos, departamentos y viviendas. También hay estados de cuentas de los pagos realizados, documentos de constitución de empresas, una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y declaraciones.

Emilio Lozoya y el caso Odebrecht

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, la está pasando bastante mal. La Fiscalía General de la República (FGR) informó que obtuvo luz verde de un juez de control para cumplimentar una orden de aprehensión en su contra por el caso Odebrecht.

De 2012 a 2016, Lozoya se desempeñó como director de Pemex, no sin antes formar parte del equipo de campaña y de transición de Enrique Peña Nieto antes de que el mexiquense asumiera la Presidencia de México.

En 2016, Emilio Lozoya dejó la dirección de Pemex y en su lugar quedó José González Anaya, quien venía de la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Pero las cosas empeorarían rápidamente para el exdirector de Pemex, pues comenzaron las acusaciones en su contra por presuntamente haber recibido sobornos de hasta 10 millones de dólares por parte de la constructora Odebrecht, esto a cambio de apoyar a la compañía brasileña a obtener contratos de manera indebida.

 

Videgaray y su compra millonaria irregular

El exdirector de Petróleos Mexicano (Pemex) Pemex Emilio Lozoya está en la mira de las autoridades por haber desembolsado millones de la empresa en una planta chatarra, pero ahora dicen que el verdadero responsable de la operación fue Luis Videgaray.

Según el abogado de Lozoya, la compra fue impuesta desde la Secretaría de Hacienda durante el periodo que estuvo encabezada por Luis Videgaray (2012 a 2016).

Coello afirmó que su cliente advirtió que la planta de Fertinal estaba sobrevaluada en un 200 por ciento y que hasta explicó que Pemex no tenía dinero para pagarlo.

En días anteriores el medio SinEmbargo publicó que la corrupción y las irregularidades que tuvieron diversos rostros y caminos durante el sexenio pasado. Muchos de ellos, de manera directa o indirecta, fuera de manera local o federal, estuvieron relacionados con el ex Secretario
 
Tiene que ser comprobado jurídicamente pero, Videgaray fue como el cerebro de todas estas tramas de corrupción que se destaparon en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Cerebro porque es una forma de tomar decisiones de Luis Videgaray, en donde confunde los intereses privados con la toma de decisiones del Gobierno”, dijeron los expertos a SinEmbargo.

Collado, el abogado del “diablo”

La Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo al abogado Juan Collado Mocelo, quien se encargó del divorcio de Enrique Peña Nieto de Angélica Rivera.

La orden de captura es por su probable responsabilidad en la comisión de delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La Fiscalía General de la República (FGR) acusó al abogado como autor material de la creación de cuatro empresas fantasma y la simulación de la venta de un terreno en Querétaro, con la cual recibió 24 millones de pesos (mdp).

Además se le acusa de mover alrededor de 120 millones de dólares a través de cuentas en la banca privada Andorra, de acuerdo con una investigación del diario El Páis.