Franz Kafka y su legado de letras inmortales

El término kafkiano se utiliza para describir situaciones absurdas o angustiosas

Foto: DW

Arturo Villagomez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Nacido en Praga en el Imperio Austro húngaro, Franz Kafka fue influido por Miguel de Cervantes Saavedra, Goethe y Charles Dickens, el judío germano hablante dejó un importante legado en novelas, cartas, relatos y diarios.

Foto: Pinterest

1.- La Metamorfosis Creada en 1912, narra la vida de Gregor Samsa, un comerciante que se despertó siendo un insecto, y el cómo posteriormente adapta su vida y su familia a ello.

PUBLICIDAD
Foto: Blogspot.com

2.- El Castillo Obra inconclusa que relata el llamado que hacen a un agrimensor (topógrafo dedicado a delimitar superficies) a realizar trabajos, para lo cual abandona su país y su familia.

Imagen: Amazon.com

3.- Carta al Padre En esta obra, Kafka fundamenta el miedo que sentía a su padre como una carta dirigida a él.

PUBLICIDAD
Imagen: Relatosenconstruccion.com

4.- Un Artista del Hambre Relato corto publicado en 1922 Un ayunador de circo muere de hambre en una jaula, luego de ser ignorado por el público. La razón por la que murió, fue que nunca encontró comida que le gustara.

Imagen: Alianza Editorial

5.- El Proceso La obra comienza con el arresto de Josef K. por razones que desconoce, tras ello, se defiende de algo que nunca sabe qué es, encuentra un clima de inaccesibilidad a la justicia y la ley.

Una desobediencia evitó el olvido de Kafka, su albacea (encargado de cumplir su última voluntad) Max Brod, fue instruido para destruir la mayoría de escritos de Franz, pero éste decidió desobedecer y publicarlos. Su última pareja, Dora Diamant conservó sus últimos escritos, hasta que la Gestapo los confiscó. Algunos documentos aún se encuentran desaparecidos.

Tal vez su más grande aporte al lenguaje, fue el acuñamiento del término kafkiano en español, el cual se utiliza para describir situaciones absurdas o angustiosas, según la Real Academia Española.

Murió de complicaciones por la tuberculosis que padecía el 3 de junio de 1924 con tan solo 30 años de edad.

Contenidos relacionados