Turismo pierde 1,600 mdp durante contingencia en Michoacán; sector se alista para reapertura

Tras el golpe económico en el sector por los meses de contingencia, ahora las nuevas medidas sanitarias prácticamente entierran los planes de crecimiento, por lo que el reto para reactivar el turismo es mayúsculo.

Foto: Samuel Herrera Jr., La Voz de Michoacán.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Una pérdida de por lo menos mil 600 millones de pesos es lo que se calcula para el sector turismo en Michoacán durante los dos meses de contingencia. La Semana Santa, Semana de Pascua y algunos de los puentes y festividades más importantes del año (Día de la Madre y primero de mayo) prácticamente quedaron atrapadas entre las medidas de aislamiento físico, lo que se ha traducido en una merma importante de ingresos para miles de negocios del ramo y pequeños prestadores de servicios.

Claudia Chávez López, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) en la entidad, admite que el panorama es complejo, por lo que más que pensar en las expectativas de crecimiento para el sector que se pueda generar al fin de año, anticipado originalmente en 5 por ciento, lo más importante es cómo éste se puede ir adaptando a la llamada “nueva convivencia, porque las cosas ya no pueden ser como antes”. 

PUBLICIDAD

En entrevista exclusiva para La Voz de Michoacán, la funcionaria reconoce que, pese a que existe confianza en que poco a poco se irá recuperando la “normalidad” de las vidas y del flujo de visitantes, existe todavía incertidumbre sobre cómo serán las semanas por venir.

Contenidos relacionados


Y es que el problema no es únicamente que abran los hoteles y restaurantes, sino que realmente se ubicará en el flujo de visitantes; debido a la pandemia y a que persistirán las recomendaciones para no salir de casa más de lo necesario, los viajes pasarían un espectro que, se entiende, conllevaría riesgos, por lo que es normal que exista temor y recelo a salir por parte de los potenciales turistas.

PUBLICIDAD

Ante ello, Claudia Chávez señala que la dependencia mantendrá reuniones cada quince días con los comités de vigilancia epidemiológica a nivel estatal para ir analizando el avance o retroceso en los contagios, la posibilidad de apertura de negocios y la capacidad de aumentar su aforo o, en caso contrario, la necesidad de volver a imponer medidas más restrictivas.

“Vamos a estar vigilando de manera constante, en reuniones, en charlas con las autoridades sanitarias”, indicó Claudia Chávez, quien destaca que, mientras tanto, se mantienen los planes de promoción para diversos eventos y temporadas hacia la segunda mitad del año, como la Feria de la Guitarra en Paracho, el Festival Internacional de Cine de Morelia, el Día de Muertos en la zona lacustre y la temporada de arribo de la mariposa monarca.

En este sentido, comentó que, “aunque no se descarta lanzar las campañas para las ferias más importantes de Michoacán, éstas tienen que estar supeditadas al comportamiento de la pandemia, por lo que, si las condiciones de salud lo permiten, se realizarán, de lo contrario, tendrían que posponerse hasta ediciones próximas”.

Foto: Samuel Herrera Jr., La Voz de Michoacán. El cierre de espacios públicos fue un gran golpe para el sector.

Por el momento, mencionó que los primeros sectores que abrirán son los restaurantes, los hoteles, las agencias de viajes, “aunque para poder operar, tendrán que atender a las recomendaciones de salud”.

La funcionaria estatal agregó que será el turismo de congresos y convenciones el que tardará más en activarse, debido a que normalmente éstos concentran números importantes de personas en lugares un tanto cerrados e incluso, en algunas ocasiones, muy reducidos.

Sin embargo, Claudia Chávez reiteró que, aunque se está evaluando la reactivación del sector turístico, la principal indicación deber seguir siendo el “quédate en casa” y sólo salir para lo mínimo indispensable, con miras a esta nueva normalidad que plantean autoridades estatales y federales, por ello el rubro turístico sigue envuelto en mucha incertidumbre ante lo que incluso pudieran parecer decisiones encontradas: la promoción de una actividad económica, cuando la principal medida sanitaria sigue siendo mantenerse en sus hogares.