Basura ‘ahoga’ a Michoacán: 90% de municipios tienen rezago en planes de manejo de residuos

Sólo hay 26 rellenos sanitarios en orden en el estado, mientras que el resto sigue en la completa opacidad, admiten autoridades ambientales

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Al menos 100 municipios; es decir, aproximadamente el 90 por ciento de las demarcaciones michoacanas, no han actualizado o no cuentan con planes y proyectos de manejos de residuos sólidos, aprovechamiento de recursos ni impacto ambiental, razón por la cual muchos ayuntamientos han sido multados por parte de la Procuraduría Ambiental del Estado de Michoacán (Proam).

La autoridad refiere la urgencia de que se manejen mejoras en los recursos destinados a los municipios en este aspecto y se trabaje de la mano con ellos, toda vez que las multas son meras sanciones que no necesariamente se ven reflejadas en una solución del problema.

PUBLICIDAD

En entrevista para La Voz de Michoacán, Juan Carlos Vega Solórzano, titular de la Procuraduría Ambiental en el estado, refirió que, si bien gracias a la actuación del estado en apoyo de los municipios que no cumplen con los requisitos se logra la disposición final de los residuos sólidos, el problema es preocupante a corto plazo.

Contenidos relacionados

Son los basureros sin cumplir las normativas uno de los primeros síntomas de un mal manejo de planes ambientales o inexistencia de los mismos, pero no son los únicos; el cambio de uso de suelo, las políticas de reciclaje y la retribución ambiental, van de la mano.

PUBLICIDAD

Actualmente, sin contar los tiraderos clandestinos, alrededor de 100 tiraderos no regulados prevalecen en la entidad, por lo que se ha procedido a realizar multas que llegan a ser hasta de 3 millones de pesos por Ayuntamiento, que muchas veces sólo complica la situación.

El procurador ambiental en el estado reconoció que el incumplimiento de los municipios se debe, en gran medida, a la falta de solvencia financiera para éste y otros rubros.

La situación se ha complicado en diferentes municipios; en años pasados, luego de que la Proam multó al cabildo de Álvaro Obregón y clausuró el relleno sanitario, trajo como consecuencia que los recolectores de basura comenzaran a verter los contenidos de sus camiones en otros puntos, muchos de ellos clandestinos y además, al aire libre.

Se atoran los proyectos

La toma de decisiones en torno al manejo de la basura se ha politizado. Vega Solórzano aseguró que, en los pocos casos en donde los municipios sí tienen dinero para construir basureros, los proyectos se atoran en Cabildos, y recordó que sólo hay 26 rellenos en orden en el estado, mientras que el resto siguen en la completa opacidad.

“Es importante destacar que, ante las cifras que están fuera de norma, es imprescindible realizar suspensiones porque, de lo contrario, las administraciones siguen sin cumplir con la NOM 083; si no les suspendemos el relleno, ellos no se regularizan, tenemos que cerrarles y a practicar el acto de autoridad, y no propiamente al Ayuntamiento, sino al Cabildo”, destacó.

La situación se agrava, pues no sólo se trata de basureros, sino de planes de manejo de recursos e impacto ambiental, los cuales no existen, no se actualizan y en muchos casos, no hay recurso o interés para ponerlos en marcha. Uno de los reflejos de que dichos planes no existen o no se han actualizado, es como se sigue disponiendo la basura, tal como hace 30 años: enterrándola.

Foto: Arturo Molina. Diariamente en el estado se generan 4 mil toneladas de basura en la entidad.

Y es que, pese a las distintas normativas sobre el tema enterrar la basura, es esconderla bajo la alfombra, no soluciona el problema de fondo y no se aprovecha la misma; por si fuera poco, la mayoría si traerá, tarde que temprano, un fuerte impacto ambiental.

Actualmente, en Quiroga, Tacámbaro y Zamora, se mantienen gestiones para la edificación de nuevos rellenos sanitarios; mientras tanto, han sido recipiendarios de multas por parte de la autoridad, actos de clausura, contingencias por incendios en las zonas de basureros, problemas por desorden dentro de las mismas autoridades, pero también por la falta de estudios y planes de un largo plazo.

Sigue el mal hábito

Ante la condición de que son pocos los municipios que atienden con precisión temas ambientales, los basureros han sido la solución, pero la autoridad reconoce que se debe de dejar atrás el paradigma de enterrar la basura, como sigue ocurriendo en los rellenos más abandonados, como el caso de Morelia.

Diariamente en el estado se generan 4 mil toneladas de basura, mientras que la cultura del reciclado está por debajo de la media nacional, debido a que sólo el 15 por ciento de los michoacanos realizan la tarea de separación de tipos de basura desde el hogar.

A decir de los especialistas en la materia, los residuos que no se separan desde el hogar, son inútiles al llegar a los rellenos sanitarios. En las 4 mil toneladas de basura que se genera en nuestro estado, cada día, no se contabilizan desechos agrícolas, tanto del tipo orgánico como los desechos de plásticos, agroquímicos y residuos propios de las frutas, mismas que, por su naturaleza, en muchos casos terminan depositados en tiraderos clandestinos de las comunidades.

Uno de los ejemplos más recientes en la disminución y erradicación de basura es Veracruz, en donde la basura se ha convertido en insumo para la construcción, campo y hasta productos químicos que aminoran la acumulación de los residuos.

“Tenemos que incidir y suspender para llamar la atención, porque no existe un hilo negro para saber qué hacer con el residuo, se puede generar gas, compontear, se puede separar; ahora, el presidente anunció un programa de basura cero que tiene un enfoque a que los residuos sean transformados en ecoladrillos, hidrotierras que retienen hasta 8 veces la humedad, que se pueden emplear en diferentes regiones. El hecho de enterrar la basura es del siglo pasado y estamos por que se cumpla con la NOM 083”, explicó el procurador ambiental del estado.