Contra la voluntad de Mireles di la mitad de sus cenizas; sobre la herencia, me apegaré a la ley: viuda

Escoltado por dos patrullas de la Policía Michoacán, el cuerpo del también subdelegado fue llevado al cementerio Jardines de la Concordia donde fue cremado.

Foto: Sam Herrera Jr.

Christian Hernández / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Estephania Valdés García, esposa del exvocero de los autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, mencionó que aun contra la voluntad de su esposo, ella cedió y le dio la mitad de las cenizas a sus hijos.

Luego de que los funerales de Mireles se realizaran entre pleitos familiares, Valdés García, dijo que es falso que ella no quería entregarle las cenizas a sus hijos.

En rueda de prensa, Valdés García, en cuestión a la herencia y propiedades que Mireles dejó, señaló que ella se apega a la ley y lo que se dictaminé ella aceptará.

PUBLICIDAD
Video: Sam Herrera Jr.

Asmismo, la viuda se limitó a decir que quería que recordarán a Mireles Valverde por sus obras en vida y lo único que quiere es que la dejen vivir su duelo.

Mencionó que están preparando una serie de homenajes al doctor por lo importante que fue para Michoacán.

PUBLICIDAD
Video: Sam Herrera Jr.

Como se recordará, el cuerpo del doctor José Manuel Mireles, subdelegado médico del ISSSTE en el estado, y quien falleció el pasado miércoles, debido a una falla renal, fue cremado.

Escoltado por dos patrullas de la Policía Michoacán, el cuerpo del también subdelegado fue llevado al cementerio Jardines de la Concordia.

Foto: Sam Herrera Jr.

Más sobre Manuel Miereles

Cabe destacar que los funerales del pasado 26 de noviembre de José Manuel Mireles Valverde, exvocero de las autodefensas de Michoacán, se realizaron entre pleitos familiares entre su viuda y sus hijos así como su ex esposa.

En el cementerio Jardines de la Concordia, donde fue cremado, sólo se permitió el acceso a unas cuantas personas, entre ellas su viuda Estefanía Valdés, su exesposa, Ana Valencia, y su hijo, Alejandro Mireles, quienes tuvieron una discusión por el destino que tendrán las cenizas.

Valencia y su hijo reclamaron la mitad de sus restos  y además señalaron que en realidad la voluntad del activista era ser enterrado bajo un árbol de pinzan.