Familia Guzmán Cruz: 46 años de impunidad ante la desaparición forzada de 5 de sus miembros

El 19 de julio de 1974, un comando del Ejército Mexicano irrumpió en la comunidad de Tarejero, en Zacapu, para llevarse a los miembros de la familia

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Casi medio siglo de impunidad e injusticia ha acompañado a la familia Guzmán Cruz en el estado de Michoacán. Han pasado 46 años desde aquel fatídico 19 de julio de 1974, cuando un comando armado del Ejército Mexicano irrumpió en la comunidad indígena del Tarejero, en el municipio de Zacapu, para llevarse a los miembros de una familia.

Desde entonces, 5 integrantes de la familia permanecen en calidad de desaparecidos, y aunque existen documentos que hacen constar que fueron interrogados por autoridades federales, no hay quién se haga responsable del paradero. Denuncian que el tema de la desaparición forzada es una constante en el estado de Michoacán, que lejos de lograr evitarse se sigue reproduciendo en prácticamente todas las regiones del estado.

PUBLICIDAD

En rueda de prensa, el ahora profesor e investigador Abdallán Guzmán Cruz exigió a las autoridades justicia por los desaparecidos de su familia y de todos los casos que prácticamente todos los días se siguen generando en Michoacán.

Ante medios de comunicación presentaron las fotografías de  sus familiares desaparecidos. Reconocen que si bien se enfocaron en hablar únicamente de los 5 integrantes de la familia Guzmán Cruz, hablan por todos los desaparecidos que han dejado los procesos políticos y fenómenos sociales que han reproducido a lo largo de media centuria, patrones de violencia en donde los desaparecidos y los muertos los sigue poniendo el pueblo.

PUBLICIDAD
Abdallán Guzmán Cruz exigió a las autoridades justicia por los desaparecidos de su familia y de todos los casos que todos los días se siguen generando en Michoacán. Foto, Samuel Herrera Jr.

“Hemos buscado en los archivos del AGN cómo estuvo, quién detuvo a mis hermanos, y hemos encontrado que ellos llegaron a la Dirección Federal de Seguridad y que el comandante en esos años los recibió. El mismo director de la Federal puso a disposición del Ejército del Campo Militar número 1 a los detenidos, los llevaron a interrogatorio y existen documentos. Aun así, el gobierno ha hecho caso omiso, no hay resultado. Como pasaron los 70, los 80, los 90 y en el gobierno de Fox metimos solicitud para  la búsqueda de mis papás”, manifestó el activista y profesor.

Tuvieron que recurrir a la justicia internacional para ser escuchados. La Corte Interamericana de los Derechos Humanos tardó 6 años en dar derecho de admisibilidad en el caso de la familia Guzmán Cruz. Posteriormente tardaron otros 6 años en que la Corte convocara al gobierno mexicano para que se ofreciera la reparación del daño.

Contenidos relacionados

A pesar de que se lograron acercamientos, el reconocimiento de la política represora y ejecutora durante el periodo histórico denominado como la Guerra Sucia, únicamente se ofrecieron acuerdos reparatorios a través de recursos económicos. Respecto al reconocimiento público del estado, castigos de algos mandos y la aparición de los desaparecidos de este periodo de tiempo no se lograron avances hasta nuestros días.

“Ofrecieron cantidades de dinero por mis hermanos. Nosotros no aceptamos, les dijimos que hay una justicia internacional, una norma, y que ese era nuestro basamento. Si aplicaba la norma internacional, entre otras cosas, que se busque la verdad, que se diga quiénes los detuvieran. Que reconozca el Estado burgués la desaparición de personas y que se haga justicia que se castigue a los responsables desde los altos mandos a los ejecutores”, exigió.

▲ Integrantes de la familia Guzmán Cruz, quienes fueron víctimas de desaparición forzada entre 1974 y 1977 en Michoacán, tres de ellos por pertenecer al Movimiento de Acción Revolucionaria. El tercero de izquierda a derecha, es el padre de 4 de ellos, aunque fue liberado días después.

Desaparición forzada, problema de Michoacán

Más de mil 700 carpetas de investigación se han generado en los últimos 12 años por el tema de desaparición forzada sólo en Michoacán. Nuestro estado ocupa el quinto lugar a nivel nacional en cuanto a desapariciones forzadas, a lista la encabeza el estado de Guerrero, seguido de Veracruz, Tamaulipas, Ciudad de México, Michoacán, Coahuila, Oaxaca, y Nuevo León.

En este contexto, las principales víctimas de este delito son en un 80 por ciento hombres, y en su mayoría jóvenes. Muchos de los casos de desaparición forzada terminan incluyéndose en los casos de desaparición de personas al no dar con las víctimas.

Según especialistas, en la actualidad el principal fenómeno que fomenta la desaparición forzada ha sido el fuego cruzado entre grupos delictivos y la lucha contra el crimen organizado, en donde jóvenes de entre los 14 y los 30 años de edad se han visto perjudicado, sobre todo en las regiones indígenas y alejadas de los desarrollos urbanos.