Suman 23 los muertos por alcohol adulterado; alertan distribución de botellas en Michoacán

En los municipios que están entre los límites de Jalisco y Michoacán, a través de la Sierra de Jalmich, es común el trasiego de diversos tipos de alcoholes que se producen en pequeñas vinatas del tipo artesanal.

Foto: José Luis Ceja, La Voz de Michoacán.

Redacción / La Voz de Michoacán

Jalisco. La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal) confirmó que se han registrado 23 muertes por consumo de alcohol adulterado en los municipios de Mazamitla y Tamazula, en el sureste de la entidad y alertan de que en municipios de Michoacán pudo haberse repartido botellas con la sustancia.

El número de personas afectadas asciende a 72, de los cuales 34 se encuentran hospitalizados.

PUBLICIDAD

En 22 visitas a las abarroteras y seis comercializadoras se ham asegurado mil 200 litros de productos irregulares, además de documentos parte de la investigación.

Denis Santiago Hernández, comisionada para la Protección Contra Riesgos Sanitarios en Jalisco, informó que se sospecha que esta región del estado, colindante con los estados de Michoacán y Colima, circulan al menos 2 mil 400 litros de alcohol de caña adulterado, por lo que se hizo un llamado a la población a no consumir bebidas y dulces artesanales como ponches, rompopes, pajaretes o borrachitos.

PUBLICIDAD

Denise Santiago informó que la alerta de riesgo sanitario se ha lanzado a los 125 municipios de la entidad, además se pidió la colaboración de las autoridades de Colima y Michoacán.

“No descartamos otros municipios, el operativo alcanza 13 municipios”, informó y alertó que en el mercado podrían existir mil 500 litros, casi el doble de los ya asegurados.

“Por eso necesitamos el apoyo de la población, que no lo consuman y denuncien a los establecimientos que expendan el alcohol de la marca El Chorrito que salió con niveles elevados de metanol”, insistió.

Agregó que las personas intoxicadas consumieron alcohol de uso industrial debido a que las bebidas artesanales no cumplen con las normas de etiquetado y pueden confundir a los consumidores, pero también se registró que ingirieron bebidas alteradas con metanol.

Contenidos relacionados

Explicó que el problema tiene que ver con la forma en que se acostumbra beber el alcohol de caña de 96º en esta región; además, pidió a los habitantes del sur de Jalisco evitar consumir en particular el alcohol de la marca El Chorrito de etiqueta naranja, pues se detectaron altos niveles de metanol en este producto.

Hasta ahora se han incautado mil 200 litros de alcohol adulterado en la región, explicó Santiago, y dijo que se ha informado de lo ocurrido a las autoridades de Colima y Michoacán para que estén alertas.

Alerta en Michoacán

Las autoridades locales también informaron que la causa de esto fue que, en su afán de comercializar el producto, los introductores de este alcohol pudieran haber intentado generar una red de distribución y venta en los municipios de la Ciénega michoacana con la que se mantiene un intenso intercambio comercial.

De hecho, la noche del lunes una persona fue ingresada al Hospital Regional Héctor Orozco Zepeda, en Sahuayo, debido a la intoxicación causada por la ingesta de un alcohol, y ante la imposibilidad de atenderle fue trasladado vía aérea a un hospital en la capital de Jalisco para su atención.

En los municipios que están entre los límites de Jalisco y Michoacán, a través de la Sierra de Jalmich, es común el trasiego de diversos tipos de alcoholes que se producen en pequeñas vinatas del tipo artesanal o bien a través de la fermentación y procesado químico de algunas frutillas, los que, en su mayoría, se producen sin controles de calidad o estándares sanitarios que los regulen.

Estos productos, en envasado genérico, llegan hasta lugares como Jiquilpan y Sahuayo, en cuyos mercados locales o comercios de abarrotes son vendidos a granel a los consumidores locales.

Sería la contingencia que hizo que usaran otro alcohol de madera

Hay tres marcas que están siendo investigadas; y al parecer los efectos mortales se deben al uso de metanol o “alcohol de madera” en dichos productos. Las autoridades han señalado que ello podría derivarse de la escasez de alcohol etílico en esta contingencia por sanitaria mundial a causa del COVID-19 y a que es un insumo básico para la elaboración de gel antibacterial, los comercios locales reportaron desde hace casi un mes la escasez de alcohol etílico en los estancos locales, lo que aceleró la introducción de alcohol de las regiones sur y sureste de Jalisco con el riesgo de recibir el llamado “alcohol de madera” o metanol, que de acuerdo con lo señalado por las autoridades de salud y municipales de Tamazula y Mazamitla, pudiera ser la causa de los fallecimientos registrados durante las últimas horas.