Violencia reciente no es por arribo del CJNG, ellos ya estaban; anuncia otra cosa: afán de ser los únicos del estado

Con un mensaje de «vamos a limpiar» Michoacán de los que cobran piso y matan, grupos del crimen intensifican su arremetida para tener el control del territorio.

Imagen; La Voz de Michoacán.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. En los últimos días se ha registrado un hilo de incursiones de células del Cártel de Jalisco Nueva Generación en distintas poblaciones de Michoacán, dentro de lo que han anunciado como una arremetida contra Los Viagras, La Nueva Familia Michoacana y los Blancos de Troya, agrupados bajo el nombre de Cárteles Unidos.

El último de estos hechos se dio el pasado miércoles 10 de diciembre en Chinicuila, donde miembros del grupo liderado por Nemesio Oseguera, El Mencho, rafaguearon la alcaldía, la escuela de la cabecera municipal, Villa Victoria, y además balearon autos estacionados y algunos negocios que estaban a su paso.

PUBLICIDAD

Pero antes ya se habían enfrentado en la región del Valle Esmeralda, comprendida por los municipios de Tocumbo, Cotija, Tingüindín y Los Reyes.

El pasado 29 de noviembre de 2020 se difundió un par de videos en que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) anunciaba su irrupción en el estado de Michoacán:

PUBLICIDAD

El propósito de meternos a este estado de Michoacán es para liberar al pueblo de todos los que cobran piso, cuotas, abusan, secuestran y matan, quienes están atacando al pueblo inocente son la gente del Abuelo Farías, Los Viagras, Guardia Michoacana, Los Blancos de Troya, criminales que vamos a erradicar y con eso le daremos libertad al pueblo de Michoacán”, advierte el mensaje del CJNG.

De esta forma, el cártel dirigido por Nemesio Oseguera difundió su afianzamiento en el estado, donde se le ha enfrentado el grupo llamado Cárteles Unidos. A estas facciones el CJNG amenaza con exterminarlas para “liberar al pueblo”.

Como es habitual, el mensaje habla de dar tranquilidad y un futuro mejor al estado. Quien funge como vocero refiere que los comandados por El Mencho no secuestran, no roban, no extorsionan ni matan a gente inocente; en cambio, quienes cometen esos crímenes son los dirigidos por El Abuelo Farías. Este último capo ha operado en Michoacán desde 2009, cuando figuraba como jefe de plaza de Los Valencia; luego fue ligado a Los Zetas, al mismo CJNG, se incorporó como autodefensa contra Los Caballeros Templarios y ha vuelto a las actividades ilícitas, presuntamente en Tepalcatepec.

 La misiva del Mencho dice que “no se crean de todas esas noticias que tratan de desprestigiar a mi persona o al CJNG, ya que siempre mi gente tiene indicaciones inquebrantables de respetar a todas las personas, gente trabajadora y honrada, a los empresarios, políticos y el gobierno. Nosotros sólo nos defendemos cuando nos atacan, pero quiero dejar bien claro que pronto le daremos paz y prosperidad a este gran estado de Michoacán”. 

El mensaje se da entre la serie de enfrentamientos continuos que han tenido una resonancia en medios nacionales e internacionales; sin embargo, hasta el momento no se ha dado a conocer una postura clara por parte de los gobiernos, dejando practicante a su suerte a los pobladores de estas regiones, quienes para defenderse han recurrido a bloquear las carreteras de maneras extremas, como cavando zanjas. Aunque versiones extraoficiales señalan que son los mismos criminales quienes, al replegarse, buscan interrumpir el paso de sus rivales.

CJNG amenaza a El Abuelo. Foto: Captura de video.

2012: INCURSIÓN EN MICHOACÁN

 El CJNG y sus aliados desde el 2012 iniciaron la incursión en Michoacán, estado clave en la producción de drogas sintéticas, ya que el puerto de Lázaro Cárdenas es una puerta de ingreso a los precursores químicos procedentes de Asia. 

Con el control de Michoacán, el CJNG sumaba al puerto de Lázaro Cárdenas a sus cotos de poder, con lo que se le facilitó la fabricación de crystal y otras drogas de diseño. En un principio estuvo aliado al Cártel de Sinaloa, quien tenía las mejores redes de distribución en Estados Unidos, el principal consumidor.

Así comenzó la expansión del CJNG y el combate contra Los Caballeros Templarios. El 10 de abril de 2012 fueron encontrados tres ejecutados en Zinapécuaro. Horas después fueron encontrados otros seis cadáveres en Tancítaro con otro mensaje a los Templarios.

Al día siguiente, Los Caballeros Templarios respondieron colgando a un hombre desnudo en un puente La respuesta llegó horas después, fueron encontrados siete cadáveres en distintas colonias de Lázaro Cárdenas.

Otros cinco muertos en Tancítaro –en los límites entre Michoacán y Jalisco- con una cartulina firmada por el CJNG el 1 de mayo de 2012.

Los michoacanos respondieron con 11 cuerpos el 26 de agosto de 2012 en la carretera Lázaro Cárdenas-Feliciano. La réplica vino en septiembre con seis cuerpos en Uruapan.

 El CJNG buscaba conquistar los municipios de Chinicuila, Coahuayana, Aquila, Coalcomán, Tepalcatepec, Aguililla, Buenavista, Apatzingán, Tumbiscatío, Arteaga, Lázaro Cárdenas y La Huacana, que tienen salida hacia el Océano Pacífico e influencia en los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo. En estos municipios michoacanos tenían gran presencia Los Caballeros Templarios y fue donde comenzaron a surgir los grupos de autodefensa. 

Contenidos relacionados

2015: PUNTO DE QUIEBRE

En 2015, con el debilitamiento de Los Caballeros Templarios y la aprehensión de su último líder visible, Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, se presentó la oportunidad perfecta para que El Mencho controlara definitivamente el estado, en alianza con Los Viagras y Los H-3.

Pero la expansión del CJNG comenzó desde abril de 2012 para apoderarse de las rutas de la droga en Michoacán que conectan al puerto Lázaro Cárdenas, Tierra Caliente y la Costa, además de la siembra de marihuana, amapola y la elaboración de droga sintética.

Mientras Los Caballeros Templarios se replegaban ante las embestidas del gobierno federal y los autodefensas en la entidad, el CJNG avanzó e infiltró a algunos grupos de autodefensa, con los que pactó y le permitieron a la organización criminal crecer en Michoacán, algo de lo que siempre alertó La Tuta en sus videos.

El fallecido José Manuel Mireles (Tepalcatepec) y el hoy aspirante a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, Hipólito Mora (Buenavista Tomatlán), que en ese momento eran los líderes de los grupos de autodefensa, denunciaron en varias ocasiones que algunos integrantes de la Fuerza Rural, que primero se alzaron en armas para expulsar a los Templarios, habían pactado con un cártel.

Incluso Servando Gómez Martínez, hoy el reo 3758 del Centro Federal de Readaptación Social 1 El Altiplano, señaló en un video que el CJNG pretendía apoderarse de diversas plazas de Michoacán.

Servando Gómez, La Tuta.

AUTODEFENSAS INFILTRADAS

Cansados de los secuestros, las extorsiones, los abusos, asesinatos e intimidaciones de Los Caballeros Templarios, agricultores y comerciantes de Tierra Caliente tomaron las armas y conformaron el 24 de febrero de 2013 el primer grupo de autodefensa en los municipios de Tepalcatepec y Buenavista.

En su momento, Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, señaló a los grupos de autodefensa de estar controlados por el Cártel de Jalisco Nueva Generación, quienes proporcionaban asesoría y armas.

 La Tuta aseguró que los miembros de las autodefensas eran parte de su organización y se sumaron al CJNG, “es pura gente de nosotros que no cupo en nuestras filas, porque robaban y secuestraban y nosotros ya no los quisimos…queremos cuidar al pueblo, que no vengan gentes nocivas, posiblemente nosotros seamos nocivos porque muchos de nuestros jóvenes no se comportan bien”. 

Con las autodefensas y la incursión de fuerzas federales a Michoacán en 2014, fueron abatidos líderes de Los Caballeros Templarios como Nazario Moreno, El Chayo, Francisco Galeana, El Pantera; Esteban Hernández, La Moneda, y Enrique “Kike” Plancarte, con lo que se debilitó a este grupo delictivo que daría origen a Los H3 o La Tercera Hermandad, cártel al que se sumarían Los Viagras. Así, Los H3 o La Tercera Hermandad se conformó con integrantes de grupos de autodefensa de Michoacán y células de narcotraficantes.

La Iglesia católica también advirtió que el CJNG estaba en Michoacán: el 13 de noviembre de 2013, el entonces obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, hizo pública una carta contra la violencia:

El estado de Michoacán tiene todas las características de un estado fallido. Los grupos criminales: Familia Michoacana, Zetas, Nueva Generación y Caballeros Templarios, principalmente, se lo disputan como si fuera un botín. La Costa: para la entrada de la droga y los insumos para la producción de las drogas sintéticas; la Sierra Madre del Sur y la zona aguacatera: para el cultivo de marihuana y amapola, el establecimiento de laboratorios para la producción de drogas sintéticas y refugio de los grupos criminales”.

Miguel Patiño Velázquez, exobispo de Apatzingán.

Pero el CJNG no sólo buscó infiltrar a los grupos de autodefensa, también a las autoridades encargadas de la seguridad. El 26 de enero de 2014 la PGR consignó a 20 de los 25 policías municipales de Vista Hermosa (Michoacán) por delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro y portación de armas, además por estar presuntamente ligados al Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Simón El Americano, infiltración del narco.

Las denuncias de la infiltración de las organizaciones criminales no sólo vinieron de La Tuta, el mismo José Manuel Mireles, líder autodefensa de Tepalcatepec, visitó el 1 de marzo de 2014 el municipio de Los Reyes para pedir a la ciudadanía que denunciara infiltrados en el movimiento armado.

El entonces comisionado para la seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo, inició la legalización de las autodefensas, a las cuales uniformó y armó bajo el nombre de Fuerza Rural a finales de abril de 2014.

Semanas después, José Manuel Mireles aseguró que la nueva corporación era una “estupidez”, pues entre sus elementos había miembros del crimen organizado.

Es la peor estupidez del mundo, uniformar Templarios de policías rurales, de defensas rurales, darles más armas, más cartuchos, pero les dio una Nissan del año, mientras los Templarios traen pura 4x4 blindada”.

José Manuel Mireles, fundador de los autodefensas (QEPD).

Algunos grupos de autodefensas fueron infiltrados por Los Caballeros Templarios y el CJNG, y con la caída de La Tuta, el camino quedó libre para El Mencho en Michoacán.

Alfredo Castillo creó la Fuerza Rural, una policía contaminada de origen.

LA OFENSIVA ACTUAL

Hace más de un año, el Cártel de Jalisco Nueva Generación entró al territorio de Zamora, uno de los municipios de mayor incidencia en el delito de homicidio doloso, donde en promedio se cometen 3 asesinatos al día.

  El 26 de mayo de 2019, decenas de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación a bordo de unas 30 camionetas atacaron a policías en Zamora en varios puntos de la ciudad. El saldo de esa jornada violenta fue de 3 oficiales muertos y 10 lesionados, así como una caseta rafagueada. 

Esa noche, los uniformados detectaron a unos pistoleros y trataron de detenerlos, pero esto desencadenó una balacera y al sitio de la refriega llegaron diversos vehículos con la leyenda “CJNG” que comenzaron a disparar en contra de los uniformados.

Este tiroteo fue en la calle Ferrocarril, cerca de las instalaciones de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en la colonia Centro. De ese suceso tres policías municipales quedaron seriamente heridos y más tarde fueron canalizados a un hospital local, donde dos de ellos perecieron.

Posteriormente, en la calle Valle Verde, de la colonia Jardines del Jericó, hubo otro ataque del CJNG contra los policías. En ese sitio perdió la vida un elemento municipal y 10 efectivos más resultaron heridos. De los lastimados ocho son agentes municipales y el resto estatales. Una caseta de vigilancia de Seguridad Pública también quedó rafagueada.

En los hechos acabaron con varios impactos de proyectil de arma de fuego otras 5 patrullas y los gatilleros abandonaron dos camionetas con logos del CJNG.

 Ya el 27 de diciembre del año pasado, un convoy de 15 camionetas del CJNG volvió a ingresar a Zamora. Durante la madrugada de ese viernes, los sicarios llegaron a la calle Prolongación Circunvalación, de Barrio El Jalisquillo, y dispararon contra un domicilio, donde el propietario quedó lesionado.  

Luego de eso llegaron a la esquina de las calles Matamoros y Gildardo Magaña, en la colonia El Porvenir, y ahí también detonaron fusiles de asalto en contra de una residencia, de donde “levantaron” a una mujer y su sobrino.

Luego el comando arribó a la calle Cartagena, en el fraccionamiento Camelinas, y sacaron de una casa al propietario y presuntamente también lo privaron de la libertad para enseguida quemar la vivienda.

EN 2020, BLOQUEOS Y OLOR A PÓLVORA

 Ya este año, el 26 de noviembre, se enfrentaron a balazos elementos de la Guardia Nacional (GN) y unos gatilleros en Buenavista Tomatlán. El tiroteo se registró en el acceso principal a la localidad, en la carretera Apatzingán-Buenavista. 

 El 2 de diciembre por la noche, con un saldo oficial de 6 muertos, se desataron balaceras entre grupos armados en diferentes puntos del municipio de Tocumbo. 

El primer enfrentamiento se reportó en la carretera Los Reyes-Jacona, a la altura del crucero que va hacia la cabecera municipal; luego, en las calles de la cabecera municipal de Tocumbo, hubo también un tiroteo entre pistoleros sin que pasara a mayores. Finalmente, en la comunidad de Santa Inés hubo otra refriega que también se prolongó por aproximadamente 15 minutos.

A raíz de esa jornada violenta hubo 6 personas muertas, 2 detenidas, así como el aseguramiento de 19 armas de fuego y 30 vehículos -4 con blindaje artesanal-, cartuchos, 22 cargadores y 3 chalecos balísticos.

Esa misma noche se registró una serie de tiroteos entre delincuentes en los municipios de Cotija y Tingüindín, y eso obligó a las autoridades a cerrar varios tramos carreteros para evitar que los automovilistas sufrieran lesiones.

 El 6 de diciembre, dos grupos armados se enfrentaron en Tahuejo, municipio de Taretan. A consecuencia del tiroteo murieron 3 presuntos delincuentes y 3 quedaron lesionados. 

Se conoció que en un momento determinado los vecinos de la zona comenzaron a escuchar diversas detonaciones de arma de fuego de grueso calibre y varios de ellos grabaron videos en sus celulares que luego subieron a las redes sociales.

 Finalmente, el pasado 9 de diciembre, un grupo de miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación irrumpió en la población de Villa Victoria, cabecera de Chinicuila, y rafagueó una escuela primaria y la Presidencia Municipal. A consecuencia del atentado no hubo personas lesionadas ni fallecidas, pero una casa, autos estacionados y una tienda de abarrotes también fueron alcanzadas por los proyectiles de arma de fuego de grueso calibre. Se conoció que los delincuentes ingresaron a la fuerza a la Escuela Benito Juárez y accionaron sus armas de asalto contra las instalaciones para enseguida darse a la fuga con rumbo desconocido. 

Este tipo de acciones ocasionado que las carreteras en distintos puntos de Tierra Caliente y la Sierra Costa del estado sean cortadas para evitar el ingreso de grupos armados.

Estos cierres en Apatzingán, Aguililla, Buenavista, Tepalcatepec y Coalcomán se han hecho, según reportes, por vecinos que quieren protegerse del avance de los delincuentes, pero versiones extraoficiales señalan que los cortes con realizados por criminales para evitar el ingreso de los contrincantes, como una manera de mantener las plazas bajo su control.