Mismas fechas, misma terminación, va de nuevo el intento de verificación en Michoacán

Este año sí aplicarían multas, asegura la semaccdet, sin embargo, siguen sin los elementos coercitivos para las sanciones

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michaocán

Morelia, Michoacán. Retomará el Gobierno de Michoacán calendario para el programa de Verificación Vehicular. Serán de nueva cuenta cinco etapas con el mismo orden de terminación de placas y las mismas fechas, las que marcarán a los ciudadanos en qué fase del año acudir a los centros de verificación por sus hologramas.

Información de la Secretaría de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) refiere que en este mismo mes dará a conocer cuáles serán las medidas de apercibimiento para presionar a la ciudadanía a cumplir con la legislación ambiental.

PUBLICIDAD

Ricardo Luna García, titular de Semaccdet, refirió: “La población se ha sensibilizado en torno de la necesidad de garantizar la calidad del aire para conservar la salud pública, con lo que este año se ha tenido la mayor afluencia registrada en los verificentros de la entidad”.

Foto: Twitter.

Según las cifras oficiales, en 2018 se verificaron 11 mil vehículos; en 2019, se lograron verificar 39 mil automóviles de todo el estado, lo que indica un incremento del 254 por ciento y “se destacó la buena voluntad de la ciudadanía en participar en el programa”.

PUBLICIDAD

Para este 2020 esperan mejorar en la cifra y alcanzar un universo más cercano al 100 por ciento de los 532 mil automóviles que circulan diariamente en Morelia. A decir del Gobierno del Estado, los nueve centros cumplirán con la demanda de verificación en la capital michoacana, en tanto, esta se lleve a cabo únicamente en la zona metropolitana de Morelia.

Los procesos y proyectos para ampliar la capacidad operativa de los centros de verificación, así como expandirlos a diferentes regiones del estado siguen latentes. Las placas con terminación 5 y 6, tendrán que verificar su vehículo en los meses de enero, febrero, marzo y abril; las terminaciones 7 y 8, tendrán hasta marzo, abril, mayo y junio; 3 y 4, para mayo, junio, julio y agosto, placas con terminación 1 y 2, deberán pagar su verificación entre los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, mientras que los últimos en pagar, serán las terminaciones 9 y cero, con plazo de entre septiembre y diciembre para tramitar su holograma.

El costo por el servicio y emisión del certificado es de 253.47 pesos, con descuentos del 15, 10 y 5 por ciento si lo realizas en los primeros tres meses del periodo. En caso de que el vehículo sea rechazado únicamente se cobran 84.49 pesos. Los autos híbridos y eléctricos sólo tienen que pagar un holograma de exención por 170 pesos, el cual tiene una vigencia de dos años.

Contenidos relacionados

El programa de verificación, si bien no se trata de una medida recaudatoria, según el Gobierno de Michoacán, se espera que mediante el mismo pueda ingresar 80 millones de pesos cada año a las arcas estatales, mismos que se destinarían al Fondo Verde y recursos a mejorar las condiciones medioambientales de la entidad.

A decir de la autoridad, la mayor parte del recurso, casi en un 90 por ciento, se ocuparía únicamente para solventar el costo de los hologramas, la calibración de los equipos de verificación y el pago de la mano de obra en los verificentros, de los que cabe destacar que siete se encuentran en la ciudad de Morelia, uno más en Maravatío y el último en Zitácuaro.

A destacar que, en el caso de la capital michoacana, el año pasado llegaron incontables quejas de irregularidades en los verificentros, principalmente en no prestar atención al no abrir los negocios durante varios días sin notificación alguna al respecto. Verificación, aún sin ‘dientes’ Desde 2019, en Michoacán se definieron las multas a aplicarse para este año para quienes fueran omisos en la portación del Holograma L.

Foto: Twitter.

Luego de semanas de tolerancia, la Mesa de Seguridad Ambiental optó por dar una prórroga a las multas que, según lo estipulado, tendrían que haberse aplicado desde mayo de 2019. Será hasta el quinto mes de este 2020 cuando empezarían a aplicar, una vez que pasaran los cuatro meses de la primera etapa de verificación. Sin embargo, la misma Mesa de Seguridad Ambiental destacó la urgencia de adicionar “dientes” a las medidas de coerción a la ciudadanía. Además de multas, se requieren de la retención de documentos oficiales o placas vehiculares que garanticen que la ciudadanía pagaría las infracciones.

Y es que, si bien la verificación se estableció como obligatoria desde hace un año e incluso se tabularon infracciones tanto para quienes no porten el holograma L como quienes porten vehículos ostensiblemente contaminantes, se han advertido conductas de acato a las autoridades de tránsito derivado de la legislación local. Desde 2017, el Congreso de Michoacán restringió que elementos de Tránsito, tanto estatales como municipales, la facultad para retener placas, tarjetas de circulación o permisos de conducir como garantía del pago de infracciones.

A partir de esta decisión, el pago de las infracciones tanto por temas de tránsito como por temas ambientales, en el caso concreto de la verificación, han tenido una percusión directa. Ganan amparos a sector transportista La Mesa de Seguridad Ambiental de Michoacán presume victorias en el campo legal en torno al Programa de Verificación Vehicular.

Transportistas locales han dado un paso y han cumplido con la legislación local al llevar sus unidades a los centros autorizados en Morelia.

Al menos mil amparos de trabajadores del volante para no verificar han sido sobreseídos en tribunales estatales, por lo que, voz de autoridades locales, lo anterior sienta un precedente legal en esta materia. Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), celebró que las autoridades judiciales siguen dando la razón a los argumentos legales que han presentado a través del Programa de Verificación Vehicular en la entidad.

En paralelo, son más de 300 transportistas locales, principalmente de la Ruta Gris los que se han acercado de manera voluntaria a los verificentros para establecer agendas para llevar unidades programas a la verificación. En estos momentos, destacan los trabajos próximos con la Ruta Roja de Morelia, otro de los colectivos de mayor demanda y cantidad de camionetas en sus flotillas, que ya están del lado de la autoridad.

Si bien son los menos en comparación al tamaño del servicio de transporte público, los interesados han destacado que continuarán cumpliendo con la ley estatal que promueve el uso verificado de los vehículos de transporte público.