“Barbarie” en Morelia no se le ve fin; urgen acciones en zonas de altos índices de criminalidad: Arquidiócesis

Autoridades de gobierno deben tomar medidas inmediatas en las zonas de altos índices criminales que ya puedan ser clasificados como “focos rojos”.

Foto: La Voz de Michoacán.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Luego de una serie de hechos violentos ocurridos en la capital michoacana durante este inicio de año, autoridades de la Arquidiócesis de Morelia lamentaron los asesinatos, suicidios y enfrentamientos armados registrados en las últimas semanas, no obstante que también calificaron la situación como una “barbarie” a la que “no se le ve fin”.

PUBLICIDAD

Es lamentable que siga habiendo estas barbaries en nuestra ciudad, en otras ciudades, en el país, una parte de la escalada de violencia que no se le ve fin, son escenarios a veces crueles y difíciles de entender porque vemos cosas de pequeños, como lo que ocurrió en Torreón, es una cosa que parecería insólito para nuestra patria, hemos visto suicidios de niños, jóvenes mutilados y creo que es un llamado realmente serio a las propias familias”, expresó el obispo auxiliar Víctor Aguilar Ledesma, en conferencia de prensa.

Contenidos relacionados

Si bien el líder religioso consideró que se requiere una mayor cultura de amor y solidaridad en las familias y la sociedad en general, también hizo mención de que las autoridades de gobierno deben tomar medidas inmediatas en las zonas de altos índices criminales que ya puedan ser clasificados como “focos rojos”.

PUBLICIDAD

Las autoridades también tienen su responsabilidad de cuidar los lugares que son de mucha concurrencia, lugares que ya son de cierta delictividad, que se llaman focos rojos. Creo que esos lugares habrían de poner más atención, no hasta que los llamen, hay lugares en los que ya hay que poner remedio”, expresó el obispo auxiliar, luego de que se le mencionó el enfrentamiento armado registrado el pasado viernes en la colonia Misión del Valle de Morelia.

Sobre esa línea, consideró que la actual situación de violencia se ha originado desde una falta de empatía y solidaridad desde la sociedad. Así como también hizo énfasis en que los padres no pueden ser “exonerados” de la responsabilidad de  educar a sus hijos. “Los responsables son los papás y los corresponsables que ayudan solidariamente puede ser el estado, el DIF, la Iglesia, pero no tenemos que exonerar a los papás de esa gravísima responsabilidad que tienen de cuidar y educar a sus hijos, es un llamando a ellos. En segundo lugar, a que en los mismos lugares vecinales haya un cuidado un amor, una atención en las colonias, que no vivamos en un aislamiento”.

Foto: Jaime Lagunas.

A veces cada familia vive en su mundo, no sabe si el vecino se está muriendo. Vivimos un aislamiento terrible y no tenemos preocupación por el hermano, por el vecino. A veces está un chiquitillo gritando y los vecinos dicen que como no es su casa no hacen nada. Creo que todos tenemos una responsabilidad social. Finalmente, creo que todos nosotros debemos volver a tomar conciencia de que somos todos, todos debemos construir la paz y armar la paz, empezando por el respeto a las personas”, finalizó Aguilar Ledesma.